Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

21/11/2017

¡Que no me llaméis!

Tenía el escritor Bernard Shaw verdadera aversión por el teléfono.

Cuando alguien llamaba a su casa, la criada tenía ordenado contestar:
-El señor no responde nunca antes de las 6 de la tarde.
Si telefoneaban después, la respuesta era:
-El señor no responde nunca después de las 6 de la tarde.
Y si alguien insistía:
-¿Entonces a qué hora puedo telefonear?
-A las 6 en punto.
A esa hora el teléfono siempre estaba descolgado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies