Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

22/11/2017

091: La vida qué mala es

“Iremos andando hacia ningún sitio, soñaremos que andamos sin movernos de aquí.”

A principios de 1996 el diario Ideal de Granada ofrecía una noticia para muchos triste: “091 se disolverán tras la gira de invierno”. El grupo emblemático del rock granadino había decidido dejar de existir tras una gira de despedida. A pesar del desbarajuste que provocaba la noticia entre sus seguidores, tal gesto de señorío (retirarse con facultades plenas) es un ademán poco visto que los honra. El punto y final se produjo ante una multitud entregada por completo en el anfiteatro de la cercana localidad de Maracena, plasmado en un disco inolvidable.

No se si fuera de Andalucía se puede contemplar así, pero 091 eran el orgullo del sur. Por su rock lleno de nervio rebelde, por sus magníficas letras -más que letras, poemas- y por la resolución de sus directos, se ganaron un merecido respeto. Para muchos, los Cero están entre los mejores grupos españoles.

A pesar de ello a lo largo de su carrera se mantuvieron en un injusto segundo plano. La misma crónica de tantos músicos españoles con talento: desentendimiento de la industria discográfica a la hora de la promoción, desinterés por parte de la crítica y poca guita en general para llevar un proyecto adelante.

Formados en Granada en 1982, fueron integrantes de los Cero; José Antonio García (voz y armónica), José Ignacio García Lapido (guitarra y compositor) y Tacho. En los 4 primeros elepés también estuvo Antorio Arias, quien más tarde se separó para formar parte de Lagartija Nick (por cierto, otro interesante grupo).

Iban con una imagen entre punk y rockabilly, ropa negra ceñida, zapatos puntiagudos y tupés de consideración. Música ágil y muy bien resuelta de energéticas guitarras, canciones apasionadas hablando de todo lo humano, hablando de la soledad muchas veces, coplas de rock vestido con lírica de la buena.

‘Fuego en mi oficina’, ‘Qué fue del Siglo XX’, ‘Zapatos de piel de caimán’, ‘La canción del espantapájaros’, ‘La noche que la luna salió tarde’, ‘La calle del viento’, ‘Otros como yo’ … no sabría bien cuál escoger, pero por asociación con vivencias especiales convido a ‘La vida qué mala es’, perteneciente a ‘El Baile de la Desesperación’ (1991).

091
La vida qué mala es

LETRA

Veías la vida como una carrera
y no naciste para ganar
por más que corrías no viste la meta
busca un hombro en el que llorar

Mi amigo dice que la vida es dura
siempre luchando y luego pa´ na
también me dice que no tiene cura
lo que el vino no puede curar.

Ehh, la vida, ehh que mala es (bis)

Las flores siguen perfumando el aire
los perros no han dejado de ladrar
nosotros en cambio esperamos en balde
que en vez de fuego llueva maná.

Por más señales que halla en los caminos
por más estrellas que podamos seguir
iremos andando hacia ningún sitio
soñaremos que andamos sin movernos de aquí

ehh, la vida, ehh que mala es

la vida, la vida, la vida es
que mala, que mala, que mala es (bis)

Dios aprieta pero no ahoga
se que esa es la verdad
nos pone suave el nudo en la soga
nos dejan abierta la puerta de atrás
Me lo dijo la mujer del dueño
donde iba a trabajar
tú como tu padre nunca fuiste bueno,
mal trigo, mala harina,
mala harina, mal pan

ehh, la vida…
la vida, la vida la vida es…
Qué mala es, que mala es…

2 thoughts on “091: La vida qué mala es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies