Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

21/09/2017

Adiós, caballos, vuelo sobre vosotros

“¡Esto es un coñazo, tío! ….Y el aburrimiento es el primer paso en el camino hacia la recaída”. Palabra de Jay. Ante lo que su inseparable Bob el silencioso arroja el cigarro al suelo y vuelve con un enorme trasto de musica, pulsa play y empieza otro cigarro. Suena “Goodbye Horses” de Q Lazzarus (estamos en “Clerks II”).

Jay se anima, saca una barra de labios y comienza a pintarse. Pasa que está parodiando al psicópata de “El silencio de los corderos” (El silencio de los inocentes” al otro lado del charco), quien con la misma canción de fondo se acicalaba frente al espejo en una escena tan famosa como perturbadora que espero no tengáis la costumbre de practicar en la intimidad.

Es una canción envuelta en una atmósfera enigmática. Se trata de “Goodbye horses”, escrita por William Garvey en el 88 y único éxito conocido de Q Lazzarus (1991). Detrás de este nombre está una cantante afroamericana que había sido taxista en Nueva York.

Y en cuanto a la letra, ¿qué decir?:

You told me, i see you rise
but it always falls
i see you come, i see you go
You say: ” All things pass into the night”
And i say “oh no sir, i must say you’re wrong,
i must disagree oh no sir, i must say you’re wrong
Won’t you listen to me?”

You told me “I’ve seen it all before
been there, i’ve seen my hopes and dreams
a lying on the ground”
i’ve seen the sky, just begin to fall
and you say “All things pass into the night”
and i say ” Oh no sir, i must say you’re wrong,
i must disagree oh no sir, i must say you’re wrong
Wont’ you listen to me?”
Goodbye horses, i’m flying over you
Good bye horses i’m flying over you

Una traducción que he visto por ahí:

Me dijiste, te veo crecer
Pero, eso siempre se acaba
Te veo ir y venir
Tú dices, “Todas las cosas pasan en la noche”
Y yo digo, “Oh no señor, debo decir que estás equivocado
Debo discrepar, Oh no señor, debo decir que estás equivocado”
¿No me escucharás?

Me dijiste, lo he visto todo antes
Estuve allí, he visto que mis esperanzas y sueños
eran una mentira sobre la tierra

He visto el cielo cuando empieza a caerse
Y tu dices, “Todas las cosas pasan en la noche”
Y yo digo, oh no señor, debo decir que estás equivocado
Debo discrepar, oh no señor, debo decir que estas equivocado”
¿No me escucharás?

Adiós caballos estoy volando sobre vosotros
Adiós caballos estoy volando sobre vosotros…

Por lo que he podido averiguar (tendremos que creerlo) en la filosofía oriental los caballos simbolizan nuestros sentidos, todo aquello que nos mantiene sujetos al plano existencial. Cuando trasciendes los limites de esos sentidos alcanzas un nivel más alto de conocimiento, dejas atrás los caballos volando sobre ellos (“I’m flying over you”). Algo así como la liberación de las emociones mundanas. Yo qué se.

Y ahora, despidámonos de los caballos hasta otro día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies