Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

19/11/2017

Artículos peculiares de la Wikipedia: Lugares

Como dijo alguien una vez:

“Desde que existe la Wikipedia, todos sabemos muchas cosas si nos dejan aprenderlas deprisa”.

Lástima de tan poco tiempo, porque esta poderosa herramienta es un fuente de recursos crecientes con los que nutrir la olla; también un amasijo de singularidades entre las que perder el tiempo. Incluso por ahí se aprende siempre alguna cosa por el camino.

Uno de los secretos de la Wikipedia es que funciona como ayuda instantánea para consultas de millones de personas de todo el mundo. Tras únicamente 11 años de vida presenta ediciones en 271 idiomas, con más de 17 millones de artículos, algunos de gran calidad y otros más pobres o incluso con incorrecciones (siempre le acompaña la controversia sobre su fiabilidad, lo que no impide que siga estando entre las páginas más visitadas por gente de cualquier edad o condición).

Y otra de sus mejores bazas: la rapidez con la que ofrece artículos sobre eventos muy recientes, y eso significa que gana por goleada a cualquier enciclopedia clásica online. Los chicos para sus trabajos de clase corren a mirar Google y leen la Wikipedia en un santiamén. Mientras, los chorrocientos tomos del Larousse, Espasa o el que sea, acumulan polvo en una olvidada estantería…

Está claro que la Wiki alberga conocimientos serios junto a otro “menos serios”, pero que dan para buenos ratos. Por ejemplo tenemos una sección denominada Artículos Peculiares en la cual se listan artículos que no encontrarás en una enciclopedia común.

Repasaremos esto empezando hoy con el apartado de “Lugares”.

Wikipedia: Artículos peculiares

Lugares

Å: Hay tres pequeños pueblos llamados así en Noruega, simplemente con esa letra y el carácter nórdico. Es el nombre más corto que se conoce para una localidad y llama la atención la señal de tráfico a la entrada, como un fantástico icono del minimalismo.

Badlands Guardian: Al sureste de Alberta, Canadá, existe una formación rocosa que vista desde el aire ofrece un parecido más que razonable a la cabeza de un ser humano con el tocado de un nativo americano. Encima es como si estuviera utilizando unos auriculares, aunque en realidad esto último no es sino el conducto de un pozo petrolífero. El descubrimiento fue posible gracias a Google Earth.

El fuego eterno. Perteneciente al estado de Pensilvania, Centralia es un municipio que lleva en llamas ¡desde el año 1962!, cuando se encendió un fuego en un basurero que había dentro de la fosa de una mina abandonada. Las llamas alcanzaron una veta de carbón y desde ahí se esparció por otras minas situadas bajo el subsuelo del pueblo. Varias veces se intentó aplacar el fuego sin resultado y los años pasaron y pasaron… En 1984 el Congreso de Estados Unidos asignó más de 40 millones de dólares para la reubicación de personas. La mayoría de los residentes aceptaron la indemnización y se mudaron a pueblos vecinos.

El fuego subterráneo todavía arde y seguirá así por un tiempo indeterminado (se ha estimado que unos 250 años más).

La esvástica del bosque. En 1938 un empresario alemán, ferviente simpatizante del régimen nazi, ideó un extravagante regalo para su Führer: encargó alinear un conjunto de árboles -concretamente alerces- de modo que formasen la figura de una gran cruz esvástica cuando en otoño y primavera cambiaba la coloración de sus hojas, algo sólo apreciable desde el aire. Redescubierta esta curiosa figura en 1992, las autoridades germanas decidieron destruirla por la simbología que representaba, arrancando 43 de los 100 árboles y posteriormente otros 27 más.

La Faloteca Nacional de Islandia es probablemente la única en el mundo que contiene una colección de falos, exactamente 273 especímenes de penes o partes de penes correspondientes a 93 especies diferentes de mamíferos marinos y terrestres de Islandia. Ojo, además tienen representaciones de falos de criaturas folklóricas: elfos, trolls, monstruos marinos, etc. y obras artísticas relacionadas. ¿Y de hombres? Están en ello: un mecenas nonagenario ha firmado un acta notarial para la donación póstuma de su pene.

Se encuentra en Húsavík, al norte del país, la capital del avistamiento de ballenas en Europa. La página oficial del museo incluye textos en español.

Fucking: Así se llama esta aldea austríaca mundialmente conocida por tan jocoso nombre (jocoso sobre todo para los anglófobos), aunque para ser realistas dicho nombre proviene de un personaje del siglo VI llamado Focko: Fucking = “lugar de la gente de Focko”.

Los turistas suelen hacerse fotos junto a la señal de entrada al pueblo entre risotadas y posturas obscenas y es por lo que dicen la señal de tráfico más robada de Austria. Hartos de todo ello, sus habitantes realizaron en 2004 un referéndum para cambiar el nombre. Los residentes votaron en contra.

Micronacioines: Dícese de pequeñas entidades autroproclamadas como estados soberanos independientes, pero que no están reconocidos como tales por ningún estado soberano reconocido ni organización supranacional. No deben confundirse con los microestados, que son pequeños estados independientes pero sí están reconocidos; tampoco con estados no reconocidos, cuyas reclamaciones para obtener su propia soberanía son indiscutiblemente reales. Las motivaciones para la creación de las micronaciones incluyen la experimentación, la protesta política, la expresión artística o el entretenimiento personal. Las micronaciones pueden existir en varias formas, en el mundo real, en internet o mediante una combinación de ambas.

Tenemos Sealand, que no es más que una plataforma petrolífera, El Principado de Hutt-River que surge después de que un granjero australiano se mosquease con el gobierno, Talossa, fundada como un reino de una habitación por un residente de Milwaukee o la República de Molossia, constituida por una sola persona y enclavada dentro de Estados Unidos. Si os despierta la curiosidad podéis ver un listado completo de Micronaciones, por supuesto en Wikipedia.

Parliament Street, también lo certifica el Guiness, posee la condición de calle más angosta del mundo. Ubicada en Exeter, Inglaterra, data del S. XIV y en su parte más ancha tiene 1,2 m. mientras que en la más estrecha sólo 64 cm.

Mill Ends Park, es el parque más pequeño del mundo según reconoce el Guinness de los Records. Está en Portland, Oregón y fue construido en 1948; un círculo de tan solo 61 cm de diámetro con una superficie de 0,292m² donde pueden organizarse estupendas carreras de caracoles.

Otro día seguiremos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies