Elvis enmascarado

La desgraciada historia del hombre cuya voz sonaba demasiado parecida a Elvis

Jimmy Hughes Bell había nacido en 1945 en un hogar monoparental de Pascagoula, Mississippi. Su certificado de nacimiento indica que su madre se llamaba Gladys Bell y el padre un tal Vernon, sin que figure apellido. Cuando tenía dos años su madre lo entregó a un hogar infantil, siendo adoptado por el matrimonio Ellis de Orrville, Alabama. Allí es donde se crió.

Continuar leyendo “Elvis enmascarado”

The Reivers: Star Telegram / Araby

the_reivers01

Minneapolis, Athens, Georgia y Austin fueron en los años 80 cunas del denominado College Rock, música alternativa que las radios universitarias difundían por los campus. No es un género como tal, sino estilos diferentes con un denominador común: a menudo la elección de las playlist corría a cargo de los propios estudiantes, quienes tenían muy claro alejarse de las corrientes propias de la radio comercial. De ahí el carácter rabiosamente fresco e independiente que se respiraba con estas emisoras.

Continuar leyendo “The Reivers: Star Telegram / Araby”

Individuos tóxicos

individuos_toxicos03

De la copiosa literatura sobre autoayuda y éxito personal publicada en las últimas décadas habría que separar con paciencia la superficialidad que contiene, que no es poca. Las enseñanzas que difunden este tipo de escritos inciden en que el crecimiento personal y profesional pasa por desarrollar un espíritu dinámico, positivo, creativo y optimista. Muchas etiquetas “luminosas” con las que cumplir dentro de nuestro difícil y azaroso día a día. No obstante lo intentamos, si bien contrariamente a lo que estos libros propugnan, no existe un método científico real que nos permita alcanzar dichas metas.

Continuar leyendo “Individuos tóxicos”

El hermano Arthur, ex-New York Dolls

arthur kane07
De izquierda a derecha: Arthur ‘Killer’ Kane, Sylvain Sylvain, David Johansen, Jerry Nolan y Johnny Thunders.

Fueron los New York Dolls a principios de los años 70 quienes mejor encarnaron el arquetipo de banda furiosa del rock que rinde culto a la bisexualidad y manifiesta una voluntad insensata por intoxicarse. Es la manera de correr fatídicamente hacia el abismo que tanto influyó en movimientos musicales que anticipó, como el Punk, el Rock Gótico y el Glam-Metal.

Continuar leyendo “El hermano Arthur, ex-New York Dolls”

El baile imposible de Bobby Farrell

Entre aproximadamente 1976 y 1980 la música de Boney M. llegaba a cualquier rincón, desde los barrios urbanos al pueblo más lejano, colándose con fuerza en talleres y otros lugares de trabajo, reinando en fiestas y discotecas y sonando en la radio sin parar.

Apoyados en buenos arreglos musicales y con una dirección bien trazada, los éxitos se sucedieron: Rivers of Babylon, Rasputin, Sunny, Ma Baker, Daddy Cool, Brown Girl In The Ring, Belfast, Gotta Go Home, etc. Acordes muy reconocibles dentro de aquella fiebre discotequera que recorría Europa. Veamos un poco su historia.

Continuar leyendo “El baile imposible de Bobby Farrell”

Todas la criaturas grandes y pequeñas

todas_las_criaturas01

Una figura alta y de aire tristón apareció a mi lado.

– ¿Qué le parece si bebe algo? preguntó el señor Dinsdale.

Sentí que mi rostro aún sucio se abría en una sonrisa de incredulidad. La visión de una taza de té caliente, bien cargado de whisky, se alzó ante mí.

– Muy amable de su parte, señor Dinsdale. Me encantaría beber algo. Han sido dos horas muy duras.
– No -dijo el señor Dinsdale, mirándome firmemente-, si yo decía la vaca.

Continuar leyendo “Todas la criaturas grandes y pequeñas”

The Wrecking Crew: La maquinaria secreta detrás de la música de toda una generación

The Wrecking Crew fue el apodo acuñado por el batería Hal Blaine para designar a un colectivo de músicos de estudio que tocaron de forma anónima en muchas de las más famosas grabaciones musicales californianas durante la década de 1960 y parte de los 70. Sus arreglos y bases rítmicas forman parte de decenas de canciones exitosas y son considerados uno de los grupos más importantes de músicos de estudio de la historia.

Continuar leyendo “The Wrecking Crew: La maquinaria secreta detrás de la música de toda una generación”

Bruce Springsteen: Downbound Train

Cualquier composición de Bruce Springsteen posee tal contenido humano que para cada momento de la vida parece existir una de sus canciones esperándonos (por algo es el cronista más grande de la música). ¿Puede todo el amor de un hombre hacia una mujer, todo el dolor por su pérdida, concentrarse en una canción? La respuesta está en Downbound Train.

bruce_downbound_train02

Aunque escrita y concebida originalmente para el álbum Nebraska (1982), Downbound Train iría a parar junto con otras y dos años más tarde a Born in the U.S.A. Cansado al parecer de escribir letras sobre coches que huyen por la autopista, Bruce manifestó entonces algunas dudas: “Pienso que no establecí todas las conexiones que quería hacer”. Lo cierto es que sí que conectó, lo hizo con todo el planeta, como demuestra que Born in the U.S.A. sea uno de los discos más vendidos de la historia del Rock y el que le convertiría en figura mundial. Tras largos años de trabajo duro junto a la E Street Band, llegaba la consagración.

En cuanto a Downbound Train, su letra desoladora pone de manifiesto a un chico saltando de un trabajo a otro mientras contempla cómo su vida se desmorona.

Desde la primera frase ya sabemos que Joe ha perdido amor y curro. Después de ser despedido de un almacén la relación con su chica se va a pique y encuentra trabajo en un túnel de lavado donde “no para de llover” -una expresión clásica en otras de sus canciones-. Bruce utiliza un recurso propio del country-folk, el pitido del tren, para indicar el fin de una relación pero dándole un giro, ya que al contrario que esa cultura de personajes errantes que suben al tren en pos de la ansiada libertad, el tren de “Downbound Train” no va a ninguna parte. La metáfora aquí es otra y el tema cierra con un Joe empuñando una maza en la cuadrilla de presidiarios del ferrocarril. No solo ha perdido amor y trabajo, ha perdido incluso la libertad.

bruce_downbound_train01

Pese a que la chica se ha fugado para siempre, Joe tiene su imagen clavada con verdadera intensidad y sueña que esa mujer aún le quiere y le reclama. Por desgracia está solo y a lo lejos únicamente puede escucharse el pitido solitario del tren que escapa con su corazón roto.

Dowbound Train, que discurre como balada rítmica, es una canción amarga, íntima y hermosa para ser escuchada en la penumbra de una habitación. No es de las más conocidas por el gran público y tampoco gustó a todos. De hecho algún crítico prestigioso la tachó de floja, descuidada y sensiblera. Sin embargo esta conmovedora historia de sueños incumplidos puede presumir de una melodía memorable y es para mi una de las mejores. Treinta añitos tiene, era poderosa entonces y lo es ahora.


Gira europea del Born In The USA en el verano de 1985. Estadio de San Siro (Milán)

Bruce Springsteen: Downbound Train

LYRICS

I had a job, I had a girl

I had something going mister in this world

I got laid off down at the lumber yard

Our love went bad, times got hard
 
Now I work down at the carwash

Where all it ever does is rain

Don’t you feel like you’re a rider

On a downbound train
 
She just said “Joe I gotta go

We had it once we ain’t got it any more”

She packed her bags left me behind

She bought a ticket on the Central Line
 
Nights as I sleep, I hear that whistle whining

I feel her kiss in the misty rain

And I feel like I’m a rider

On a downbound train
 
Last night I heard your voice

You were crying, crying

You were so alone

You said your love had never died

You were waiting for me at home
 
Put on my jacket, I ran through the woods

I ran till I thought my chest would explode

There in the clearing, beyond the highway

In the moonlight, our wedding house shone
 
I rushed through the yard

I burst through the front door

My head pounding hard

Up the stairs I climbed
 
The room was dark, our bed was empty

Then I heard that long whistle whine

And I dropped to my knees
Hung my head and cried
 
Now I swing a sledge hammer on a railroad gang

Knocking down them cross ties, working in the rain

Now don’t it feel like you’re a rider

On a downbound train

Bruce Springsteen: Downbound Train

LETRA

Tenía un trabajo, tenía una chica,
tenía algo que marchaba en este mundo, Señor.
Fui despedido del almacén de madera,
nuestro amor fue a peor, eran tiempos duros.

Ahora trabajo en el lavado de coches
donde no para de llover.
¿No te sientes como si fueses
el pasajero de un tren a la deriva?

Ella sólo dijo “Joe, he de irme
lo que tuvimos una vez no lo recuperaremos jamás.”
Hizo las maletas, me dejo atrás
Compró un billete en la estación central.

Por la noche mientras duermo oigo aquel pitido quejumbroso
y noto sus besos bajo la lluvia brumosa
y me siento
como si fuese el pasajero de un tren a la deriva.

Anoche oí tu voz,
estabas llorando, llorabas
estabas tan sola…
Decías que tu amor no había muerto,
que me esperabas en casa.

Me puse la chaqueta, corrí por el bosque
corrí hasta creer que mi pecho iba a explotar.
Allí en el claro, al otro lado de la autopista,
a la luz de la luna nuestra casa nupcial brilló.

Me lancé a través del jardín,
atravesé la puerta de un golpe,
mi cabeza a punto de estallar.
Subí las escaleras.

La habitación estaba oscura,
nuestra cama vacía,
entonces oí aquel largo pitido quejumbroso
y caí de rodillas
agaché la cabeza y lloré

Ahora empuño un mazo en la cuadrilla del ferrocarril,
golpeando esas traviesas cruzadas, trabajando bajo la lluvia.
¿No te sientes como si fueses
el pasajero de un tren a la deriva?

Los viajes de Sir John Mandeville

Durante los siglos XIII, XIV y XV, fruto de una época nueva de acercamiento de Europa a territorios lejanos, aparecen numerosos relatos de viajes. La perspectiva geográfica cambia entonces bruscamente y la mentalidad popular se ve desbordada por un conjunto de narraciones que revelan increíbles peripecias de viajeros donde lo real y lo fantástico se entremezclan a menudo.

viajes_mandeville02

Alrededor del año 1371 aparece el primer manuscrito de un libro de viajes en el que se describe en primera persona la aventura de un caballero inglés que había viajado durante más de 30 años por Tierra Santa, Asia Menor y Central, India, China, las Islas del Océano Índico, norte de África, Libia y Etiopía. El libro se tituló Los viajes de Sir John Mandeville y despliega descripciones e indicaciones de áreas geográficas junto a fábulas, leyendas e historias fantásticas sobre criaturas extrañas que habitaban aquellos lejanos reinos.

viajes_mandeville03

Aseguraba haberse encontrado con seres como los Panoti, que tenían unas orejas tan grandes que les servían de abrigo, los Scípodos, aquellos que tienen un único y grandísimo pie, los Atomi, enanos que carecen de boca y viven del olor de las manzanas, los Blemmyas, raza de hombres sin cabeza con los ojos y boca en el pecho, seres con cuerpo humano y cabeza de perro, plantas cuyos frutos son corderos, serpientes en la India que lloran al comerse a una persona, pueblos que caminan a cuatro patas, gansos de dos cabezas, lobos blancos tan grandes como bueyes, árboles menguantes, hormigas mineras que buscan oro para los humanos… El bestiario de Mandeville es uno de los más ricos de toda la Edad Media.

Si exceptuamos la Biblia, los Viajes de Sir John Mandeville fue el libro de mayor difusión en Europa entre los siglos XIV y XVI, un auténtico best-seller por delante de su casi coetáneo y predecesor Libro de las Maravillas de Marco Polo. Algunos de sus más notables lectores fueron Leonardo Da Vinci, Tomás Moro, Walter Raleigh y Cristóbal Colón, quien lo tenía de libro de cabecera y efectuaba notas al margen.

viajes_mandeville04

La obra fue considerada un referente geográfico de los confines más lejanos de Europa pero caería en el olvido a partir del S. XVI (por esa época el escritor Thomas Browne declaró que Mandeville había sido el mayor de los farsantes).

Lo más probable es que Sir John Mandeville nunca existiera y que sea el seudónimo de un autor que ocultó su verdadero nombre por razones que desconocemos. Quienquiera que fuese, tenía muchísima imaginación y había leído mucho también.

Los especialistas coinciden en que el libro de los viajes de Mandeville no relata un viaje real sino imaginario, consecuencia de un inteligentísimo trabajo que trenza relatos de viajeros y peregrinos con estudios históricos, fuentes greco-latinas, libros de ciencias y geografía y vidas y textos de santos. En definitiva, la obra de un prestidigitador que supo satisfacer la atracción medieval por las leyendas y el mundo exótico y desconocido.

A partir de un pasaje de Fraudes, engaños y timos de la historia de Gregorio Doval.