Por favor, mátame

Richard Hell (The Voidoids, Television, Heartbreakers) había diseñado una camiseta con el lema “Por favor, mátame” pero no se la ponía nunca. Le dije que ya me la pondría yo. La llevé cuando tocamos en la planta superior del Max´s Kansas City y al acabar se me acercaron unos chicos. Aquellos fans me dirigieron una mirada psicótica y me preguntaron: “¿Hablas en serio?”. Entonces me dijeron: “Si eso es lo que quieres lo haremos con mucho gusto, porque somos unos fans totales”. Me miraban con ojos de loco, y yo pensé: “Nunca más me vuelvo a poner esta camiseta.

Richard Lloyd (antiguo guitarrista de Television)

A estas alturas ya deberías saber que el Punk no se originó en Inglaterra, sino en USA.

por_favor_matame_Nico_musa
Nico, la musa de Warhol y el Underground neoyorkino. La mujer que sedujo a Bob Dylan, Jimmi Hendrix, Lou Reed, Brian Jones, Jim Morrison…

En Nueva York crecía desde mediados de los años 60 una escena musical propia que apostando por el rock crudo y visceral, anticipó el Punk. La cultura underground de entonces tomó esa inmediatez para expresar música rabiosa con todo tipo de mensajes nihilistas. A la inspiración primaria de Velvet Underground, Patti Smith, MC5 y los Stooges (estos dos últimos de Detroit) sucedieron Dead Boys, Blondie, Television, New York Dolls, Johny Thunders y Heartbreakers, Dictators y por supuesto los Ramones.

por_favor_matame_DickManitoba y novia puerta CBGB
Dick Manitoba (Dictators) con su chica en la puerta del mítico CBGB

Los nuevos sonidos y las oscuras letras nutrirían a los músicos irreverentes que siguieron llegando en tropel a partir de 1977, ahora sí, desde Gran Bretaña (The Damned, The Clash, Sex Pistols).

por_favor_matame_Ramones CBCG 1974
Ramones en plena actuación en el CBCG (1974)

La historia del Punk y sus antecedentes fue recopilada por Legs McNeil con la ayuda de Gillian McCain y publicada en 1996 bajo el título de “Por favor, mátame: la historia oral del Punk”, completa retrospectiva sobre la gestación del punk y su posterior impacto internacional.

por_favor_matame_02

El propio autor, Legs McNeil, andaba por Nueva York en 1975 y junto con el dibujante John Holmstrom fundaron la revista “Punk” con la idea de tratar los temas que más les gustaban, literalmente:

“Las reposiciones por televisión, beber cerveza, el sexo, las hamburguesas con queso, los cómics, las películas series B y aquel extraño y nuevo estilo de rock and roll que a nadie parecía gustarle”.

Así que fue testigo directo y partícipe de unas de las grandes revoluciones del Rock y la cultura popular del Siglo XX.

El libro contiene un montón de horas de entrevistas a los protagonistas de aquello, no solo músicos, también amigos, novias, managers y otros personajes de la fauna que siempre rodea esto y que ponen al descubierto un conjunto de anécdotas sabrosas rememoradas sin censura.

La primera vez que vi a Iggy fue en el concierto de los Stooges en el Electric Circus de St. Marks Place, en junio de 1971. Salieron muy tarde porque Iggy no encontraba venas donde inyectarse, tenía los brazos hechos polvo. El tío no salía del cuarto de baño, así que tuvimos que esperar. Al final el grupo salió e Iggy no parecía encontrarse muy bien. Llevaba el cuerpo pintado de color plata y, como única prenda, unos calzoncillos, el pelo y las uñas dorados y alguien le había echado purpurina encima. Salieron y tocaron la misma canción bastante rato, solo tenia tres acordes. La letra se limitaba a “quiero saber tu nombre, quiero saber tu número”. Entonces Iggy miró a todo el mundo y dijo: “¡Me ponéis enfermo!” y vomitó.

Dee Dee Ramone

por_favor_matame_Dee Dee
Douglas Glenn Colvin, más conocido como Dee Dee Ramone. Co-fundador y bajista de los Ramones.

Por sus páginas desfilan groupies, yonkis, camellos, chaperos, prostitutas… Parece por momentos una crónica de sucesos con bastante depravación, diría yo. Jode comprobar que buenas creaciones musicales hayan sido obra de tipos así pero cabe recordar que en el día a día nadie es tan ingenioso y brillante como pueda o no serlo su obra y que tampoco hay gloria sin las necesarias dosis de miseria y realismo sucio.

por_favor_matame_Blondie en CBGB
Debbie Harry (Blondie), una actuación también en el CBGB

La estructura oral del libro lo hace rápido y adictivo, las anécdotas sobre drogas, sexo y amoríos atrapan sin piedad. Aunque la carga de dureza en “Por favor, mátame” es grande y lacerante, queda espacio también para el hedonismo, la poesía perdida y la redención. Es un relato que consigue capturar el brillo y las miserias de toda una generación.

por_favor_matame_NewYorkDolls
New York Dolls

Esta pareció ser la revolución de los bichos raros, los que no encajaban. El Punk se gestó desde los barrios urbanos donde las drogas, la violencia y la exclusión social eran con lo que tenían que convivir muchos jóvenes. Formar un grupo musical ruidoso y descarado, hacerse oír en un garito y ponerlo todo patas arriba, fue la salida para muchos. El tiempo demostraría si eran de verdad artistas o genios circunstanciales. Compartieron en cualquier caso una juventud marginal rebosante de adrenalina y desparpajo que buscaba siempre incomodar.

Sex Pistols & Vicious, Sid
I’m a mess (soy un desastre). Así era Sid Vicious de Sex Pistols, aquí en un foto tomada en San Antonio, Tejas (1978)

Hubo listillos, exhibicionistas y gente también muy desaprovechada. Muchos se quedaron en el camino, algunos siguen todavía en la senda. Gran número de los protagonistas de este libro ya no están. La vida en el rock siempre fue, además de excitante, muy agitada y después vas y te mueres (posiblemente de sobredosis).

Cuidado en las noches de Wellington

Viago, Deacon, Vladislav y Petyr comparten piso de alquiler en Wellington (Nueva Zelanda), intentan sin mucho éxito repartir las tareas domésticas y salen por los clubs nocturnos de la ciudad. Todo normal excepto por un detalle: son inmortales y necesitan alimentarse de sangre humana cada día, quiero decir, cada noche. Porque todos ellos son vampiros.

Lo que hacemos en las sombras01

Este es el planteamiento de Lo que hacemos en las sombras (What We Do In The Shadows, 2014), una de las películas más divertidas que he disfrutado en mucho tiempo.

Con la estructura de un falso documental, lo que denominan “mockumentary“, expone la relación de estos personajes con el mundo actual. Cada uno representa a un cliché del cine: tenemos a Vladislav (noble y atormentado Dracula), Viago (el dandy refinado del S. XVIII), Deacon (vampiro nazi aficionado a hacer punto) y por último a Petyr, oscuro y tétrico vampiro a lo Nosferatu.

Lo que hacemos en las sombras04

Lo que hacemos en las sombras, escrita, dirigida e interpretada por los neozelandeses Taika Cohen y Jemaine Clement es una comedia satírica que explota y caricaturiza con acierto todos esos tópicos vampíricos gracias a una sucesión gags hilarantes bien ensamblados que funcionan como un tiro. Las variadas y originales ocurrencias no decaen, creándose un universo propio poblado de gente disfuncional. ¿No sería la lucha cotidiana de un grupo de frikis entrañables?.

Porque los tres vampiros -Petyr no habla ni participa, que por algo tiene ya 8.000 años- tienen dificultades para adaptarse a la vida moderna y eso es plenamente humano. Como por ejemplo que al no reflejarse en los espejos han de prestarse mutuo consejo a la hora de vestirse para salir. O que sólo puedan ver los amaneceres por Internet. O que no puedan comer una sola patata frita porque les provoca una vomitona de mil demonios.

Lo que hacemos en las sombras05

De regalo referencias a películas como Crepúsculo y Blade y aparición de hombres-lobo, siervos y zombies. La discreta y lejana capital neozelandesa se las trae.

Una vez expuesta, junto a los poderes, toda la galería de sus debilidades -ahora sí- nuestros vampiros son ya seres más cercanos aunque sin abandonar su condición de criaturas sanguinarias de las tinieblas. Esto es frescura para el género.

Hay muchas ideas, mucha chispa, mucho cachondeo en esta película irreverente de hora y media de duración -otro de sus méritos es no alargarse demasiado-. Ojalá esta joya ganadora en 2014 del Festival de Toronto y también del Premio del Público en el Festival de Sitges no se pierda en el olvido.

Interrogantes artísticos

En ciertos momentos un gran número de idiotas tiene una enorme cantidad de dinero idiota. Walter Bagehot (Economista, 1859)

¡Ah el Arte, tan gentil, fascinante o majestuoso como sutil y esquivo! Y fuente de eterna disputa humana sobre cuándo es digno de ser así llamado y cuándo no, ya que en una conversación cualquiera sobre estética todo el mundo entra desde perspectivas únicas para desbarrar acerca de su naturaleza.

Continuar leyendo “Interrogantes artísticos”

Eliminar Adware en Mac

elimninar_adware

La plaga Adware puede también afectar a un Mac, de hecho hay numerosos y diferentes programas por ahí que no sirven a ningún propósito útil excepto el de escupir anuncios y enlaces patrocinados sólo para que alguien haga dinero. Están diseñados específicamente para ello, para generar tráfico web y recopilar datos con fines dudosos.

Algunos nombres de Troyanos conocidos:

– Genieo
– Widevine
– Zeobit
– Boonana
– MacDefender
– Flashback
– VSearch
– DownLite
– MacVX
– Conduit
– Search Project
– MyBrand

El Malware a menudo viene empaquetado en instaladores de otros programas descargados, por lo que puede colarse con relativa facilidad. Evita sitios como Download.com y por supuesto Softonic y programas como MacKeeper. Mantén instalado Adblock en el navegador, algo que siempre ayudará al bloquear mierda emergente.

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma más típico de que tenemos incrustado Adware es la visualización de anuncios en el navegador de manera recurrente, así como encontrar cambiada la página de inicio del navegador y/o el motor de búsqueda. También que las páginas sean redireccionadas o se muestren de forma incorrecta debido a la inserción de código HTML extraño, llegando incluso a dejar el navegador casi inútil.

MÉTODOS DE ELIMINACIÓN

A) Eliminación manual

Si después de una descarga eres consciente de haberse instalado un módulo determinado, un reproductor de video, una supuesta utilidad de diagnóstico… entonces con la referencia del nombre que lleva podrás buscar y borrar manualmente según estas pautas:

1. Borra plugins/extensiones no deseadas del navegador. Repasa en Librería/Internet Plug-Ins.

2. Buscar y eliminar ficheros bajo ese nombre u otro sospechoso en las rutas:

/Library/Application Support/
/Library/LaunchAgents/
/Library/LaunchDaemons/
/System/Library/Frameworks/

3. Efectuar una limpieza de cookies y cachés del navegador

4. Reiniciar Mac

5. Vaciar papelera

B) Eliminación mediante software específico

No obstante, para mayor precisión puedes seguir esta guía bastante completa que figura en las páginas de soporte de Apple.

Evidentemente puede no ser ni rápida ni sencilla la eliminación manual, sobre todo cuando no estás seguro de cómo se llama “lo que sigue por ahí” y además hay que acudir a distintos directorios porque el bicho resiste en forma de agente o demonio. Entonces tal vez sea mejor recurrir a software diseñado para hacerlo por ti.

Los principales fabricantes cuentan con software anti-malware para Mac, sea o no de pago, así que puede elegirse entre un montón. Si pesa demasiado, si ralentiza su instalación al ordenador o si un simple análisis es eterno, a mi no me va a interesar. Prefiero probar con uno gratuito, sencillo y eficaz y ese es AdwareMedic: descárgalo, ejecuta, escanea el disco duro y reinicia. Listo.

Más INFO: http://www.thesafemac.com/arg/

The Long Ryders, no hay aplausos

thelongryders01

En los 80 muchos discos de importación americanos que entraban en Europa procedentes de compañías independientes apenas llegaban a las emisoras de radio, mucho menos a la televisión. Había por entonces corrientes más reconocibles para el gran público, el tecno, el propio punk.. Da la impresión de haber llegado a pocas manos una oleada de innegable calidad musical que fue bautizada como Paisley Underground o Nuevo Rock Americano (NRA) una sombra fugaz que sin embargo dejó profunda huella e influencias.

Continuar leyendo “The Long Ryders, no hay aplausos”

El escocés que se inventó un país para venderlo

Había una vez en el corazón de América Central un país llamado Poyais, excepcionalmente rico en recursos, cultura y civilización, a cuyo frente se encontraba un soldado escocés inteligente y decidido, Sir Gregor MacGregor, convertido en gobernante después de sus hazañas en las luchas por la independencia de los países de América del Sur.

Continuar leyendo “El escocés que se inventó un país para venderlo”

Recuperando “Guardar como” en Mac OSX actuales

recuperando_guardar_como01

Con la llegada de Mac OS X 10.7 Lion desapareció la vieja opción Guardar como del menú Archivo, algo que utilizaba de forma continua, y en su lugar surgió la función Duplicado (cuya utilidad personalmente todavía no he entendido). En 10.8 Mountain Lion se volvió a implementar si bien de manera oculta e igual ocurre en los últimos Mavericks y Yosemite.

Continuar leyendo “Recuperando “Guardar como” en Mac OSX actuales”

Manic Street Preachers: Slash ‘N’ Burn

Manic Street Preachers-Slash 'N Burn01

En la excitación de sus primeros años, los Manics lograban atraer el foco de la prensa musical al tiempo que la antipatía de otras bandas por sus comentarios radicales y soberbios. Los de Gales eran una de los grupos más explosivos antes de la extraña desaparición de Richey Edwards. Luego, como es de rigor, han pasado muchas más cosas, han atravesado rachas más inspiradas que otras pero su carrera se ha mantenido con suma dignidad y sigue siendo fascinante ver cómo algo brilla en sus canciones.

Continuar leyendo “Manic Street Preachers: Slash ‘N’ Burn”

John Mellencamp: Women Seem

John Mellencamp-Women Seem 01

Una canción casi desconocida del gran rockero de Indiana probablemente sea Women Seem. Y digo una porque con el otro “Boss” de la música norteamericana siempre existe la oportunidad de rescatar alguna composición que dentro de su extensa discografía habíamos pasado por alto. Es lo que ofrece alguien con tan larga y fructífera trayectoria, alguien que emociona con solo unos golpes de guitarra y la autenticidad de su voz disco tras disco.

Continuar leyendo “John Mellencamp: Women Seem”