Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

17/08/2017

Avila, piedra fría

Aunque escueto, es lo más acertado que se me ocurre decir si trato de reflejar la impresión que me produjo esta ciudad castellana, hermosa y sola, rodeada por las vistas espaciosas de la meseta.

Es fría Avila, insistiendo en que el invierno allí no acaba así porque sí. Su muralla asoma a cada momento e invade el campo visual de la cámara fotográfica. Recorrer sus calles intramuros permite captar en silencio el peso del tiempo.

El sesgo literario de Bécquer la dejó así descrita: “Casi perdida entre la niebla del crepúsculo y encerrada dentro de sus dentellados murallones, la antigua ciudad, patria de Santa Teresa, Ávila, la de las calles oscuras, estrechas y torcidas, la de los balcones con guardapolvo, las esquinas con retablos y los aleros salientes. Allí está la población, hoy como en el siglo XVI, silenciosa y estancada.” En cualquier caso, digna de ser vista.

One thought on “Avila, piedra fría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies