Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

18/11/2017

Corre, ven

Estando el compositor Isaac Albéniz (1860-1909) en el extranjero envió a su esposa un telegrama en estos términos:

“Ven pronto. Estoy gravísimo”.

Se puso la mujer en camino y cuál no sería su sorpresa cuando al llegar a la estación encontró a su marido tranquilamente fumándose un puro.
-¿Pero no estabas enfermo? ¿No decías que estabas grave? -le preguntó.
-Sí -contestó Albéniz-; gravísimo. Estaba empezando a enamorarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies