Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

24/11/2017

Dejémoslo estar

Cuando Baroja llegó a Madrid tenía la ilusión de conocer a uno de los grandes de la literatura española, D. Benito Pérez Galdós, y para ello se apostó en la calle del Ateneo esperando a que pasara.

Cuando lo vió venir e iba a abordarlo para darse a conocer, irrumpió una portera gritando detrás de Galdós:

-¡Viejo cochino! ¡Eso es lo que es usted, un viejo cochino!

Pio Baroja supuso que no era el momento más oportuno e hizo mutis por el foro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies