Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

23/09/2017

Dos canciones de amor-desamor

¿Y cuál no lo es? Es tiempo de amor, como ya cantara Danza Invisible (“arrástrame hasta ti que yo me dejaré, mi instinto puede más”).

Dos canciones sobre amor y desafectos, diríase que escogidas al azar si no fuera porque por razones difusas confluyen ahora dentro de mi cabeza resonando sus ecos.

La primera de Jackson Browne, hombre comprometido y cantor en toda la extensión de la palabra. La segunda de John Watts, voz de Fischer-Z, pone el contrapunto desgarrado.

Jackson Browne: I’m Alive (1993)

Ruedo por la autopista cinco de California
con tu risa en mi cabeza.
Tendré que arrancarla de mi
si de algún modo quiero seguir sobreviviendo,
porque aquellos sueños están muertos…

Ahora podrías llenar toda una piscina con mis lágrimas saladas
Solías decirme que yo estaba en tu corazón,
pero era mentira.
Pensé que eso me mataría
pero estoy vivo,
sigo vivo.

Fischer-Z: “Still In Flames” (1992)

He tenido tu amor,
lo tuve antes,
pero eso no significa mucho
y ya no merece la pena luchar por ello…

Sentí tu toque,
sentí aquellas manos
pero eso no significa mucho
espero que lo comprendas

La vida continúa y yo
aún sigo en llamas…
todavía ardo por ti.

Cualquier parecido con la traducción real puede diferir bastante (yo he querido entender así la letras).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies