Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

21/11/2017

Eddie Cochran: Summertime blues

Recordando los inicios

El amigo Torrezno, quien comparte conmigo la afición por la música como banda sonora de nuestras vidas desde que rompimos el cascarón, me ha insistido varias veces en que escriba un articulillo dedicado a Eddie Cochran y su Summertime Blues, aunque él conoce mucho mejor que yo la prehistoria del rock. Pero como todavía no se ha atrevido a lanzar su propio blog, pues ahí va…

El viejo rock and roll resulta entrañable para la mayoría pero desgraciadamente se menosprecia por rudimentario. Visto desde la distancia parece un ejercicio de música inocentón, de sonido amateur plagado de estribillos machacones acerca de amoríos adolescentes y protagonizado por tipos con tupé y movimientos eléctricos propio de chicos malos. Así lo hemos entrevisto por medio de imágenes en blanco y negro que forman parte de los archivos de la televisión.

Pero se olvida que estamos hablando de pioneros en toda la amplitud del término, gente que alumbró modos de vida nuevos gracias a una cultura (musical inicialmente) expandida por todo el mundo, una raíz que tomaron, imitaron e hicieron evolucionar todos aquellos músicos que vinieron después.

La fuerza incontenible de la invasión musical británica de los 60 tapó las propias fuentes en las que había bebido, de hecho no hubiera sido posible sin una anterior explosión en norteamérica. A mediados de los años 50 un puñado de audaces y locos cantantes ya habían sentado las bases del rock en Estados Unidos. Aún con excepciones, en nuestro país no se disfrutó -por desconocimiento y por el aislamiento propio de la época-, aquel primer empuje de modernidad y de nuevos tiempos. Nos saltamos el primer capítulo y pasamos directamente a mirar ensimismados las Islas Británicas a partir de 1960.

Dejando a un lado los prolegómenos de cómo empieza el fenómeno R&R y de qué manera lo anticiparon otros movimientos musicales anteriores -eso puede ser largo de contar- nos situamos en el primer lustro de los 50, cuando irrumpe una fórmula que combina baladas con la intención de cautivar a todo el público posible y en las caras B temas rápidos para el baile. El enorme impacto de la radio y la naciente TV propagarían la moda por todo el país en muy poco tiempo, sumándose influencias locales de todo tipo. Pero más aún era responsable toda la cultura musical negra que hasta entonces no había trascendido de los vecindarios y los pequeños antros a causa de su marginalidad.

Con toda esta herencia palpitanto, las jóvenes estrellas norteamericanas ensayaron un nuevo lenguaje de comunicación. Bill Halley y sus cometas, el rey Elvis, Chuck Berry, Little Richard, Buddy Holly, Gene Vincent, Eddie Cochran… aparecieron en un momento propicio: había una masa de adolescentes blancos opuesta al estilo imperante, ávidos de sensaciones nuevas y las compañías discográficas lo vieron en seguida.

Edward Ray Cochrane (más conocido com Eddie Cochran) nació un 3 de octubre de 1938 en Oklahoma, creció en Minnesota y vivió en Californa. Con sólo 18 años grabó a duó con Hank Cochran (tiempo después letrista de country y quien a pesar de compartir apellido no era pariente suyo) bajo el nombre de “The Cochran Brothers”. Permanecieron juntos 2 años, tiempo en el cual Eddie Cochran también trabajó como músico de sesión.

Debutaría como solista en 1956 con el sencillo “Skinny Jim” que pasó con más pena que gloria y en el mismo año aparecía en la película “The Girl Can’t Help It”, donde cantaba una canción titulada “Twenty-Flight Rock” que, a pesar de ofrecer el sonido propio de los éxitos del momento, tampoco triunfó claramente. Pero un año después Cochran tuvo sus primeros éxitos con “Sittin’ in the Balcony”, “Jeannie, Jeannie, Jeannie” y “Cut across Shorty”.

Sin embargo Cochran es mucho más recordado por un himno adolescente versionado en multitud de ocasiones: “Summertime Blues”, que ayudaría a modelar el futuro del rock tanto lírica como musicalmente, porque fue uno de los más influyentes temas de la historia.

La corta carrera de Cochran incluyó solo algunos éxitos más: “C’mon Everybody”, “Somethin’ Else” y ya fallecido, “My Way”, “Weekend”, “Nervous Breakdown” o “Three Steps to Heaven”, póstumo número uno en Gran Bretaña .

En 1959, la desaparición en accidente aéreo de Ritchie Valens, Big Bopper y Buddy Holly -de quien era amigo personal- le sumió en una profunda depresión que le acompañó hasta su propia muerte. Eddie registró una sentida versión del tema “Three stars” en honor de sus camaradas muertos. Aquella trágica desaparición simultánea de los tres famosos músicos se ha venido en llamar “the day the music died” (el día que la música murió) e inspiró a Don McLean su obra maestra “American Pie” en 1971: “They caught their last train for the coast the day the music die”.

Los británicos, a menudo más cercanos al blues que los propios estadounidenses, apreciaron su rock desde el principio. De hecho Cochran está más reconocido en Inglaterra y Europa en general que en su propio país y su influencia se notaría posteriormente en el desarrollo del rock británico. Estando por allí de gira, Eddie Cochran sufrió un accidente de tráfico en Inglaterra al estrellarse su coche contra una farola. Murió en el hospital un 17 de Abril de 1960. Su novia, la cantante y letrista Sharon Sheeley y su amigo íntimo y también cantante Gene Vincent sobrevivieron al accidente. Durante esa gira un espectador fiel le siguió por toda inglaterra. Era un desconocido guitarrista de Liverpool llamado George Harrison.

Sin estar a la altura de los grandes nombres del género como Elvis, Bill Haley, Chuck Berry, Buddy Holly, Fats Domino o Little Richard (pero es que Eddie murió con sólo 21 años), la influencia de Cochran ha sido enorme, como compositor y letrista, como músico y como innovador en el estudio. Desarrolló técnicas de cajas de ritmos y doblaje de pistas. Grabó un buen número de instrumentales dejando constancia de su categoría como ejecutante y arreglista, grabando en muchos de ellos todos los instrumentos. Aunque Elvis fuera el más grande por su voz y por su carisma, es probable que Eddie aportara más desde un punto de vista estrictamente musical.

Entre los grandes deudores de Eddie tenemos a The Who, Rory Gallagher, los Rolling Stones o a Brian Setzer y sus Stray Cats. El propio Setzer encarnaria a Eddie Cochran en el film “La Bamba” de 1987. El movimiento punk reconoció en Eddie un modelo de inconformismo y rebeldía juvenil y en la película “The great rock and roll swindle” (1979), Sid Vicious interpretó dos versiones legendarias de “C`mon everybody” y “Something else”.

Aún se buscan canciones inéditas; se ha sacado a la luz mucho más material desde principios de los 70 que durante toda la vida de Eddie. Cochran también es conocido por su instrumento favorito, la guitarra eléctrica Gretsch 6120. En 1987, Eddie Cochran fue incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll.

Video anejo en YouTube:

Eddie Cochran
Summertime blues

LYRICS

Well I’m gonna raise a fuss
And I’m gonna raise a holler
About workin’ all summer
Just tryin’ to earn a dollar
Well, I went to my boss
Who governs me
He said, “No, dice, bud
You gotta work late”

Sometime I wonder
What I’m gonnna do
There ain’t no cure
For the summertime blues

Well, my mom and papa told me
Now you better earn some money
If one of you is gonna go
Ridin’ next Sunday
Well, I didn’t go to work
I told my boss I was sick
He said, “You can’t use the car
‘Cause you didn’t work a lick”

Sometime I wonder
What I’m gonnna do
There ain’t no cure
For the summertime blues

Gonna save two weeks
Gonna have a fine vacation
Gonna take my problem
To the United Nations
Well, I went to my congressman
He sent me back a note
It said, “I”d like to help you, hon
But you’re too young to vote”

Sometime I wonder
What I’m gonnna do
There ain’t no cure
For the summertime blues

Now there ain’t no cure
For the summertime blues
Now there ain’t no cure
For the summertime blues

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies