Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

23/09/2017

El corazón es un animal extraño

Así se tituló un disco de Los Ilegales que veía la luz en el 95, y que pese a mantener las temáticas aguerridas de la banda se apartaba un tanto de su sonido habitual.

También era el título de una balada incluida en el álbum. Su letra tiene marca de la casa:

Adiós mi amor, adiós querida imbécil.
Adiós mi amor, adiós mujer.
¡Ojalá te encuentres con alguien como tú!

El corazón es un animal extraño;
siente extraños deseos, busca extrañas compañías.
El corazón es un animal extraño;
sufre extrañas costumbres y oye extrañas voces.

“El corazón es un animal extraño”… una frase que me golpeaba con extraña insistencia. Y es que en muchas de las canciones de Ilegales las letras explotan en tu cara o exigen segunda lectura para captar su verdadero sentido (o podrían resultar chocantes). No podía ser de otro modo, ya que son el fruto de explorar profundidades oscuras del alma.

Parece que Jorge Martínez haya estado siempre ahí desde finales de los 70 nada menos, con su lengua afilada y combativa, alma que lleva el diablo. El grupo sorprendentemente sobreviviría a aventuras y desventuras, por descabelladas que fuesen. Impermeable tanto a maldiciones como a aclamaciones, continúan manteniendo una legión de fieles seguidores en España y -quizá más aún- en Sudamérica.

En 2011 decidieron dar carpetazo a la era Ilegales para refundirse en algo bautizado como Jorge Ilegal y los Magníficos.

Supongo que continuarán caminando por la línea de la provocación e insolencia (a veces rayana en la chulería) que les ha caracterizado siempre. Jorge se fabricó un personaje para su banda y ahora ya es imposible saber qué hay de verdad y qué no en esa leyenda. Las letras, con consignas lapidarias e intencionadamente carentes de rima, reflejan un punto de vista ácido sobre el mundo y en particular sobre la jungla urbana: seres asociales, clima de violencia y marginalidad. Tampoco ha faltado nunca el toque de surrealismo y de humor negro.

Irrepetibles.

Bajo mi propio criterio, rescato una selección de temas de la época clásica del grupo:


Tiempos nuevos, tiempos salvajes


Enamorados de Varsovia


Angel exterminador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies