Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

21/11/2017

El suicidio antes que el fascismo.

Barco

Alicante, finales de marzo de 1939, la guerra está perdida. Miles de republicanos se agolpan en el puerto de la ciudad. En estos momentos hay una calma tensa, muy diferente a los lloros y desesperación de días antes cuando el Stranbook se ha marchado lleno de milicianos pero dejando al resto a su suerte. Enfrente tienen el mar, que como tantas veces representa la esperanza, la vida, detrás tienen el fascismo…..

Los nacionales avanzan sin pausa hacia su posición. Se oye el llanto de un bebe que la madre intenta calmar amamantándolo pero ni así lo consigue. Un niño grita desesperado buscando a su madre, nadie le ayuda, la mayoría han aceptado su destino y tienen la cabeza gacha, sin fuerzas ni ganas para levantarla, se ve a hombres llorar en silencio, las lágrimas recorren sus mejillas dejando surcos en esas caras polvorientas. Pueden escuchar con toda claridad el ruido de los fusiles, cada vez están más cerca. Las tropas contra las que se han enfrentado durante estos últimos tres años están a punto de apresarles. Muchos de los presentes saben lo que les espera, paso por un campo de concentración, consejo de guerra y después dios dirá. Son aquellos que han tenido una responsabilidad política en la República o han ocupado cargos relevantes dentro del ejército.

Dirigimos la mirada hacia un hombre, nos llama la atención, tiene un porte distinguido y un uniforme que nos hace pensar su más que probable alta graduación, en su cara se refleja orgullo, sin duda uno de los pocos que aún se siente libre, está dialogando con su compañero, de repente saca la pistola y se pega un tiro en la sien. Ha preferido la muerte al fascismo. Años después Manel Vidaurrazaga nos explica lo sucedido:

“El 1 de abril de 1939 un gran número de soldados republicanos se concentraron en el puerto de Alicante para ser rescatados por barcos ingleses y franceses. Estos barcos no llegaron nunca, hecho que provocó la detención de millares de personas en ese puerto”

Cuando la división Littorio llegó a Alicante lo primero que hizo fue colocar baterías ligeras de artillería delante del puerto. Nos intimidaban para rendirnos, cosa que en ese momento provocó varios suicidios. Una de las muertes que me ha quedado grabada es la del Comandante Máximo Franco de la 127 Brigada Mixta. Este hombre era de Zaragoza y militante de izquierdas. Máximo, junto con el comisario Eduard Viñuelas, decidió poner fin a su vida pegándose un tiro en la cabeza al ver que los barcos de rescate no llegaban”.

Extraido de El Pais

One thought on “El suicidio antes que el fascismo.

  • Libertarix

    Seguro que no eran solamente republicanos. Como bien decías habñia milicianos; en su mayoría eran ANARQUISTAS. Tanto miedo da esa palabara porque significa el control de la producción por los trabajadores, eliminando privielgios absurdos que poseen políticos y burgueses.

    “Nuestro amor a la libertad es más fuerte que cualquier miedo.”

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies