Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

21/11/2017

Interminables fuegos

La estela dibujada por un avión sobre el lienzo inmenso del cielo azul es el mejor de los pretextos para la evasión.

Tal vez no haya muchas cosas que me emocionen tanto. Al mirar hacia arriba escucho cómo la imaginación llega galopando sin esfuerzo en pocos segundos. Sigo aquí sólo, no se desde hace cuánto tiempo, en este dormitorio sobrio con cama de hierro y muebles repintados; un sillón atestado de libros y revistas es cómplice de la soledad.

Reclinado sobre la silla de mimbre, he apartado lejos las zapatillas y alzo los pies desnudos hacia la ventana ladeando la cabeza cada vez más hasta perder de vista la línea blanca del reactor tras fantásticas nubes. Canturreo ligeramente y noto que las distancias se esfuman por completo. ¿Dónde podrá ir semejante trasto?

Espanto a las moscas revoltosas del verano, olvido deliberadamnte el cigarro sobre el cenicero y salta mi vista perdida desde las caprichosas volutas de humo hasta el balanceo extraño de las hojas al compás de la última brisa. Se respira el final de una hermosa tarde que arroja sobre el horizonte interminables fuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies