Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

21/11/2017

Hilario Camacho: Pequeña muerte

Lo besaron las balas al caer la mañana

Nacido en 1948 en el barrio madrileño de Chamberí, a los catorce años se hizo con una guitarra de la que jamás se separaría. Su bautismo musical se produce en 1.968 (‘Ensayo 2’) adaptando textos de poetas. En 1.972 el magnífico ‘De Paso’ contenía entre otros ‘Imagen’, ‘Erase un rey’, ‘Cuerpo de ola’ o ‘Los cuatros luceros’. En 1977 se largó una temporada a las Baleares y allí nacería ‘La Estrella del Alba’, un disco maravilloso de la primera a la última canción: Claros sentimientos, María, Soledad y silencio, Mis pies pisan la roca … En 1.981 llega ‘La mirada del espejo’, con composiciones de un observador urbano “Mirando desde mi ventana de piso alto, sobre los tejados, como un gato alerta” (Madrid amanece), a veces vitalista (Nube de arena) y a veces marcado por el cansancio del desengañado al que sólo el amor queda (El final del viaje).

En ‘Subir, subir’, de 1.986, colaboraron con él gente como Moncho Alpuente (Nicotina) o Joaquín Sabina (las famosas ‘Negra noche’ y ‘Taxi’) y del mismo año es también ‘Gran ciudad”, donde aparecía ‘Tristeza de amor’ su canción tal vez más conocida por el público merced a la serie de televisión del mismo título. Como curiosidad, recordar que “David” de la serie de dibujos animados de “David el gnomo” también fue compuesta por él. ‘El mercader del tiempo’, ‘Tristeza de amor’ y ‘No cambies por nada’ fueron trabajos posteriores de los que apenas se y poco he podido averiguar -no hay demasiadas indicaciones en la web y la página oficial deja que desear-. En el momento de su muerte en el pasado mes de agosto, estaba a punto de salir un nuevo trabajo con el título “Una mirada diferente” donde pretendía repasar sus grandes temas con nuevos arreglos e incorporando dos canciones nuevas.

Hilario Camacho colaboró a lo largo de su vida con gente como Sabina, Pablo Guerrero, Kiko Veneno, Ricardo Solfa, Maria del Mar Bonet… y compuso para otros muchos profesionales de la música. Además fue de los primeros cantautores españoles en electrificarse, en experimentar con el jazz y en fusionar folk con otros diversos estilos. Como profesional siempre arriesgó y estuvo a gran altura.

La trayectoria de Hilario parece tortuosa, a espaldas de la televisión e incluso la radio, por lo que sus admiradores lo han sido gracias más que nada al boca a boca. Un cantautor a contracorriente, cuya obra intimista bucea en el desamor, el desasosiego ante la gran ciudad y por encima de todo los sentimientos.

‘Pequeña muerte’ figuraba en el album ‘De Paso’ y narra de forma estremecedora la muerte de un niño caído por las balas absurdas de cualquier guerra. Sí, lo sé, letra cargada de metáforas -hermosas por otro lado-, al estilo de un poema de Lorca y que son como el espíritu de otro tiempo, práctica usual entre cantautores de la época. Pero resultará un melodía perfecta siempre.

Hilario Camacho
Pequeña muerte

LETRA

Murió sobre el trigo un niño que no conocía nadie
lo besaron las balas al caer la mañana.
Al callar los sollozos, al nacer el silencio,
lloraron las espigas
lloró el surco y la piedra.

El hombre quedó solo detrás de toda la tierra.
Sobre el aire se quedaba
la sangre sola y abierta,
mientras sus ojos buscaban
gaviotas, oscuras hierbas.

La muerte vistió zapatos de hierro y de hierbabuena
pantalonas de metralla y camisa de fría tierra.
Pequeña muerte de niño,
muerte de niño de estrellas,
muerte de trigo y de sombras,
agua de acero y de pena.

Cuando cayó la mañana
tibia de cardos y hierbas,
rasgando el día en silencio
con un cuchillo de venas

7 thoughts on “Hilario Camacho: Pequeña muerte

  • Eloy Boan

    Dicen que cuando canto me parezco a el. ¡Menudo maestro! ¡Bendito parecido! ¡Enorme!

    Reply
  • Eloy Boan

    Dicen que cuando canto me parezco a el. Pues…. ¡Bendito sea el parecido! ¡Menudo maestro!. ¡Enorme y eterno!

    Reply
  • Andres

    Grande, y soy del pp, pero tambien tenemos sentimientos, y hilariio supo sacarlos, grande

    Reply
  • Pedro Martínez

    Coincido contigo en que «Pequeña muerte» es una de las grandes canciones de Hilario. Me ha gustado tu artículo. Si me permites, quisiera hacerte un par de anotaciones respecto del mismo:
    – El L.P. «De paso» se grabó en 1975.
    – «Imagen», «Los cuatros luceros» y «Érase un rey» sí son del año 1972; estaban incluidas en el L.P. «A pesar de todo».
    Saludos,

    Reply
  • Laura

    Gracias por perpetuar el alma de Hilario, que vivirá en el recuerdo de los que entendimos que quiso ser libre y acabó cansado de ver que el mundo no es un lugar para los utópicos…Yo también le rendí mi pequeño homenaje en http://des-a-nudados.blogspot.com/2009/06/al-final-del-viaje.html, porque sigo siendo otra idealista/ideatonta..¡qué le vamos a hacer! y no quiero que maten a ningún gato por mi culpa………..
    Saludos. Laura.

    Reply
  • marta

    Con eso del gatito no me has dejado elección y comento. Para mi Hilario es un genio que mientras yo viva le admiraré. Hombre y artísta sensible que, a mi, me ha dejado huella. Supongo que a más de uno. Esta canción “Pequeña muerte” es de las mejores. Gracias por compartirla y que tengas un buen día. Un beso.

    Reply
  • GUILLERMO

    TENIA LA LLAVE DE SU VIDA .
    NO PODEMOS CRITICARLO
    SOLO PODEMOS RESPETARLO POR UTILIZARLA ,SI REALMENTE LA USO.
    SALUDOS HILARIO

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies