Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

22/11/2017

Joy Division, Ian Curtis, New Order

El nombre de Joy Division está tomado de una novela sobre los campos de concentración nazis. Se conocía como la “División de la Alegría” a la sección donde las mujeres prisioneras eran forzadas a servir de prostitutas a oficiales nazis.

El grupo sigue la estela del movimiento punk que encabezaban Sex Pistols o The Clash, además de influencias propias de finales de los 70: David Bowie, Lou Reed … En definitiva el credo de la provocación y de los mensajes cargados de anarquía, ironía y resentimiento frente al panorama conservador que ahoga la respiración, enemigo de una juventud carente de expectativas (Dios mío, la misma historia siempre).

Canciones como “She´s Lost Control” o “Love Will Tear Us”, canalizaron el desencanto y también el atrevimiento musical de la juventud de Manchester con un grito comprometido para la nueva era musical que se avecinaba. Joy Division son pioneros en el nacimiento de Factory Records, la única casa discográfica que daba a sus artistas absoluta libertad para controlar su trabajo (recomiendo con todas mis ganas ver la película 24 Hours Party People).

Ian Curtis -el malogrado vocalista del grupo- merecería un capítulo aparte. Intimista, atormentado y desgraciadamente también famoso por sus ataques epilépticos en el escenario, decidió suicidarse con tan solo 2 discos en el mercado, dejando tras de si a una pléyade sedienta de su música y de sus mensajes y convirtiéndose en icono del mártir incomprendido, poeta urbano y maldito y todos esos tópicos que se repiten cuando alguien joven y con talento decide apartarse del camino sin que nunca alcanzemos a comprender por qué.

Su primer LP, Unknown Pleasures, sintetiza la esencia del sentimiento de frustración que les tocó vivir. En “Insight” se dice: “Creo que los sueños siempre acaban / no se elevan / sólo descienden / pero ya no me importan más / He perdido la voluntad de querer más”.

El 2 de mayo de 1980 se produjo el último concierto de Joy Division en Birmingham. Dos semanas después, iban a partir a los USA a su primer tour por tierras americanas. En la mañana del domingo 18 de mayo de 1980, Curtis vio la película Stroszcek de Werner Herzog, escribió una nota a su esposa y tras escuchar el disco The Idiot de Iggy Pop puso fin a su vida ahorcándose en la cocina de su casa en Manchester.

Poco después de la muerte de Ian aparece su segundo LP Closer que, junto al magnífico single Love Will Tear Us Apart alcanzarán importantes puestos en el top ten británico. Sumner, Hook y Morris forman New Order, la continuación del legado de Joy Division. Como el ave fénix, renace de las cenizas un producto más sólido (distinto en cualquier caso). Pero esa es otra historia que nos ocupará otro día.

3 thoughts on “Joy Division, Ian Curtis, New Order

  • Pablo Vacas Post author

    El nombre de Joy Divison hace referencia al grupo de mujeres judías que se utilizaron como esclavas sexuales en los campos de concentración nazis. Así lo relató en “The House of Dolls” (1955) Ka-Tzetnik 13563, seudónimo bajo el que escribió Yehiel De-Nur, judío polaco que permaneció prisionero dos años en Auschwitz. Ka-Tzetnik significa “campo de concentración” en Yiddish, mientras que el número es el que portaba en su uniforme de preso.

    Reply
  • caro

    buena la biografía, pero tengo una duda, El nombre de Joy Division está tomado de una novela… de que novela?
    Gracias.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies