Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

24/11/2017

Justicia sí, pero no por mi casa

En el frontón del antiguo Palacio de Justicia de Milán podía leerse una sentencia del jurista napolitano Gaetano Filangieri (S. XVIII) que decía:

“Lo spavento del malvagio deve essere combinato con la sicurezza dell’inocente”
(“El miedo del malvado debe combinarse con la seguridad del inocente”)

El pueblo, al leerlo, lo parafraseaba así:

“Lo spavento dell’inocente deve essere combinato con la sicurezza del malvagio”
(“El miedo del inocente debe combinarse con la inocencia del malvado”)

Y más tarde la confusión o la guasa popular dio otra vuelta de tuerca, quedando la sentencia así:

“Lo spavento del malvagio deve essere combinato con l’innocenza del colpévole”
(“El miedo del malvado debe combinarse con la inocencia del culpable”)

Con lo que se consiguió que la frase fuese ininteligible y así la gente la creyó más auténticamente jurídica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies