Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

18/11/2017

La huella de Banksy

Banksy ha colado creaciones suyas en importantes museos y galerías de Londres y Nueva York entre otros sitios, ha parodiado obras de arte clásicas, alteró las carátulas de unos 500 CD de un disco de Paris Hilton y las camufló en estanterías de venta…

En 2005 el British Museum expuso durante varios días una piedra supuestamente prehistórica. El trazo del dibujo se correspondía con el que estamos acostumbrados a ver: figura humana esquemática con lanza… ¿tras un bisonte? Sí, pero también aparece un carrito de la compra. Cuando se percataron de la guasa y retiraron la pieza, detrás estaba escrito: “Hombre primitivo camino del supermercado”.

Banksy es bastante asiduo en la Red y pese a ello su identidad, para interés de él y/o de los que se lucran con él, es uno de los secretos mejor guardados del arte británico contemporáneo.

Se rumorea que nació en Bristol en 1974 y que su nombre es Robert Banks o “Robin Banks”, lo que parece una jueguecillo de palabras con lo de “robar bancos”. Y decía lo de lucrarse porque hay constancia de que, a través de su agente, en ocasiones ha vendido obras suyas en circuitos comerciales por grandes sumas. Los artistas, ya se sabe, nunca se conforman: por un lado juegan con la percepción humana, por otro quieren jugar con los medios.

De cualquier forma su trabajo más reconocido se centra en hermosos graffitis irónicos que pueden contemplarse en muchas lugares de Londres: ratas gigantes y humanoides, basura industrial aflorando de un virginal cuadro impresionista, dos polis besándose con ardor, una Mona Lisa que se propone dispararte sin abandonar su melancólica sonrisa o una niña (la del napalm) muerta de miedo entre los jocosos Mickey Mouse y el payaso de McDonald… obras de impacto para peatones saturados de encontrar una publicidad mil veces repetida.

Su técnica preferida es el Stencil que, aparte de una fuente tipográfica, consiste en aplicar el spray ayudándose de una plantilla para crear esa típica imagen solarizada. Las célebres caras del Che, John Lenon o Bob Marley son algunos de los “Stencil Art” más reconocibles desde hace años después de haberse estampado en millones de tazas, banderas, pañuelos o camisetas.

¡Qué paradoja! Sus provocativas pintadas son ya objeto de consumo por parte de la inacabable ansia turística, con lo que una vez más se cierra el círculo: la misma sociedad que él ridiculiza, terminará por encumbrarlo y quizás devorarlo.


Preciosa página la del propio Banksy.

2 thoughts on “La huella de Banksy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies