Lecciones de la Comunitat

El discurso de delegados gubernamentales, jefes policiales y demás responsables que hay detrás de la represión vergonzosa llevada por los antidisturbios anteayer en la ciudad de Valencia contra jóvenes estudiantes, ha sido el de siempre: “respuesta proporcionada”.

Misma posición de partida de esta gente ante el panorama. Y también, como tantas otras veces, determinados medios van más allá y tildarán dicha actuación de “impecable”; por último siempre se descuelga algún imbécil diciendo que la actuación de los antidisturbios fue “exquisita” (pero a esos hay que echarles de comer aparte). Y aquí sigue una defensa de la legalidad del estado de derecho cuyos cuerpos de seguridad velan por salvaguardar nuestro sistema democrático de energúmenos y para neutralizar a peligrosos radicales y grupos antisistema (habría que ver qué es eso de “antisistema”) teledirigidos desde la sombra y bla bla bla.

Sin embargo después de ver imágenes y vídeos de lo ocurrido y leer declaraciones de testigos, a un mero espectador le queda la mala sensación de que esa no es una policía que vaya a protegerte de nada, sino más bien a vigilarte con resentimiento y llegado el caso, que llega, apalearte muy “profesionalmente”. Todo por manifestar disconformidad, denunciar injusticia o por alzar tu voz contra el estado de las cosas.

Aplicar fuerza bruta en las calles sin miramientos atropellando a todo cuerpo presente es además de cerril y bochornoso, una orden propia de gestores que no admiten réplica, mandamases dispuestos a emplear un golpe de efectismo autoritario donde menos viene a cuento. Tenemos una clase política con miedo a la gente corriente. Vienen a gritarnos:

“¡La democracia no es negociable!”

No saben cómo encajar una discrepancia, por eso la aplastan. Su democracia ha golpeado a estudiantes que protestan desde hace dos años por la precaria situación de los centros escolares valencianos, precisamente una comunidad endeudada, con elevados índices de paro, corrupción y fracaso escolar. En esta y otras comunidades autónomas, después de los últimos años, ese parece que va a ser el legado de nuestros políticos.

Huele mal este país. Mes a mes el paro, la precariedad y en definitiva el empobrecimiento, alcanza a nuevas familias. Pero a la vez persisten sueldos de escándalo y muchos con privilegios. Las desigualdades se ahondan; derechos y libertades de los trabajadores van recortándose entre aplausos de un empresariado infame y retorcido. Para colmar el vaso, abuso policial.

El brazo armado del poder solo obedece órdenes. Estos machacas un día de estos se cargarán de un porrazo a alguien, culpable de pasar por allí, por la vía pública. Y los responsables quedarán impunes.

2 thoughts on “Lecciones de la Comunitat

  1. VERONICA

    AVERGONZANTE!!! PERO ESTO ME TEMO SOLO ES EL COMIENZO, LA HISTORIA PARA NUESTRA DESGRACIA VUELVE A REPETIRSE. LASTIMA DE TRABAJO Y ESFUERZO EL QUE NUESTROS PADRES HICIERON PARA QUE 4 HIJOS DE PUTA NOS VUELVAN A PISAR COMO HORMIGAS.

  2. Josefina

    En Portugal ya hay miembros del gobierno que dicen “ahora no es momento de democracias”. Me temo que pronto dirán lo mismo nuestros gobernantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

16,273 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>