Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

19/11/2017

No era eso

Cuando José I, rey de Portugal entre 1750 y 1777, iba a los toros, se pasaba la tarde inclinándose sobre el palco y desternillándose de risa.

Al embajador francés le sorprendió ver al rey tan eufórico y preguntó:
-A su Majestad le gustan mucho los toros…
-No señor -le respondió su vecino de localidad-, lo que le gusta es escupir sobre los ministros que están en el palco de abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies