Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

22/11/2017

Otra de Doroteo

Una vez condujeron ante Pancho Villa a tres prisioneros recién capturados:

-Los cogimos una vez -contaba uno de sus hombres-, los perdonamos y se quedaron con nosotros. Luego desertaron y los hemos vuelto a coger.

Villa se encaró con uno de ellos y preguntó:
-¿Qué se hace con los traidores?
-Yo no soy un traidor.
-Los peores traidores son los embusteros ¡Que lo fusilen!

Se encaró con otro:
-¿Qué se hace con los traidores?
-Yo no podía abandonar a mis compañeros.
-Los peores traidores son los que se agrupan. ¡Que lo fusilen!

Y después hizo al tercero la misma pregunta. Y el otro balbuceó:
-Señor, yo…
-Los peores traidores son los indecisos. ¡Que lo fusilen!

Muertos los tres, preguntó a uno de sus capitanes si esos hombres habían peleado bien.
-Mejor que ninguno de los nuestros.
-Hombres así son los que hacen falta. ¡Lástima que hayan muerto!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies