Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

19/11/2017

Paseando por Segovia

Segovia, ciudad teñida de vieja historia, repleta de diálogos del pasado con su magnífico Acueducto a la cabeza.

En el final de la Edad Media Segovia conoció su período de mayor esplendor, cuando acogió una importante comunidad hebrea y se sentaron las bases de una poderosa industria del paño. Fue además corte de los Trastámara. Entonces el arte gótico dejó en ella monasterios y conventos notables y sus familias aristocráticas y orgullosos fabricantes compitieron construyendo palacios renacentistas con hermosos patios y jardines.

Más tarde, a raíz del descubrimiento de América, se desplazaría hacia el sur del centro de gravedad de la economía española y la decadencia resultó imparable. Ni los Borbones con los Reales Sitios de La Granja y Riofrío que se alzaron en los alrededores pudieron impedirlo.

A lo mejor ese aislamiento secular explica que esta ciudad sea una de las que mejor ha sabido guardar entre sus gastadas piedras la esencia de Castilla y que haya llegado hasta nuestros días con una belleza apenas alterada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies