Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

28/06/2017

Philip Oakey y Giorgio Moroder: Together In Electric Dreams

Ésta la tuve grabada al final de una cinta de cassette de aquellas de 60 min. gastada por el uso pero sonando decentemente… Es una de esas canciones que instantáneamente te disparan al corazón de los 80. Iba incluida en la banda sonora de la película de casi igual nombre: “Electric Dreams”.

Electric Dreams es una película poco conocida que no llegaría a alcanzar estatus de clásico ochentero, cuestión obvia por otro lado, puesto que incluso con la presencia seductora de una jovencísima Virginia Madsen, se trata de un film, seamos sinceros, más bien malucho.

Situémonos en 1984, momento en que las posibilidades que apuntan los nuevos ordenadores, conviviendo ya en bastantes oficinas y casas, empiezan a cobrar fuerza e interés.

Con estos relucientes juguetitos todavía algo exóticos, el panorama tecnológico amplia horizontes. En realidad todo artilugio electrónico se populariza con rapidez en la sociedad del momento y el cine, una vez más, es reflejo de ello. Recordemos por ejemplo películas como Tron (1982) o Juegos de Guerra (1983), donde una desbordante pasión por los nuevos inventos de la tecnología no oculta sin embargo el miedo al peligro que puede representar el mal uso de esas herramientas.

El poder fascinador de la informática maravilla a un público impresionable y todavía verde en la materia, pero ávido de cualquier novedad que pueda surgir en este sentido. Y ni que decir tiene que siempre engancha aquello de elucubrar con la inteligencia emocional de las máquinas.

Steve Barron, hasta entonces prestigioso director de videoclips (suyos son, por ejemplo, el “Billie Jean” de Michael Jackson o el “Take On Me” de A-Ha, sin duda uno de los que marcó época), debuta en el cine subiéndose al carro de las nuevas modas tecnológicas.

Y así surge Electric Dreams, película cuyo protagonista adquiere un ordenador que termina por tomar conciencia de sí mismo, y lo que es peor, a enamorarse de la nueva vecina de éste por la que el joven también está pillado.

El proceso por el que el ordenador cobra protagonismo es un poco chorra y la historia de amor entre el protagonista y su bella vecina, Virginia Madsen, un tanto pueril. La mayor parte del metraje parece un clip musical, tendencia que Barron no pudo o no supo quitarse de encima.

Pese a la ingenuidad de la historia y las tontorronas disertaciones humano-ordenador, la película tiene sus momentillos y su punto simpático.

Gran parte de la banda sonora corrió a cargo del italo-alemán Giorgio Moroder, uno de los grandes genios de la música contemporánea y que merece mención aparte.

Para empezar Giorgio Moroder fue co-autor del Son Of My Father, célebre tema de los 60 popularizado por Chicory Tip. En el año 1978 gana el oscar por el tema “Chase” incluido en la BSO de El Expreso de Medianoche. Este sería el comienzo de una fructífera carrera en el mundo de las bandas sonoras, que lo llevaría a ganar el oscar un par de veces más; en 1983 con “What a Feeling” de Flashdance, interpretado por Irene Cara y en 1986 por “Take My Breath Away”, interpretada por “Berlin” y parte principal de la música de Top Gun.

Y todavía aportó más bandas sonoras de renombre: La Historia Interminable, Superman III, American Gigoló y Scarface (El precio del poder).

Además fue el fundador de Musicland Studios en 1970 en Múnich, casa editora de gente como Led Zeppelin, Queen y Elton John durante los 80 y los 90. Para rematar, escribió los temas oficiales para los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1984, los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 y la Copa Mundial de Fútbol de 1990.

Su demostrada creatividad quedó una vez más patente cuando firma a medias con Phil Oakey, líder de The Human League, “Together In Electric Dreams”, tema principal de la película con el mismo título. La canción tuvo un gran éxito especialmente en Reino Unido. Aunque no fue en realidad nunca un single de la exitosa banda británica, en cambio si es habitual en las distintas recopilaciones.

Together In Electric Dreams es un excelente tema tecno-pop de los ochenta que llegó a eclipsar por completo a la propia película, que por el contrario, resultó todo un fracaso.

Nos vemos juntos en sueños eléctricos.

Philip Oakey y Giogio Moroder: Together In Electric Dreams

LYRICS

I only knew you for a while
I never saw your smile
‘Til it was time to go
Time to go away
(Time to go away)

Sometimes it’s hard to recognize
Love comes as a surprise
And it’s too late
It’s just too late to stay
Too late to stay

We’ll always be together
However far it seems
(Love never ends)
We’ll always be together
Together in electric dreams

Because the friendship that you gave
Has taught me to be brave
No matter where I go
I’ll never find a better prize
(Find a better prize)

Though you’re miles and miles away
I see you every day I don’t have to try
I just close my eyes
I close my eyes

We’ll always be together
However far it seems
(Love never ends)
We’ll always be together
Together in electric dreams

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies