Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

24/09/2017

Puesta en escena científica

El escritor checo Milan Kundera relata en su “Libro de la risa y del olvido” el caso de un peculiar director de escena.

Hertz se llamaba en concreto. Dirigía un pequeño teatro de ópera centroeuropeo y era tan singular (y tan cabroncete) que obligaba a las cantantes a ensayar completamente desnudas. Además las chicas tenían que introducirse un lápiz en el recto, para que así pudiera nuestro personajete controlar los movimientos durante la representación. Hertz exigía que el lápiz mantuviese la verticalidad perfecta entre columna vertebral y escenario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies