Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

24/09/2017

The Sundays: Can’t Be Sure

Originario de Manchester, (¡sííí, otra vez Manchester!) The Sundays surge en la segunda mitad de los años 80, fruto del encuentro entre el guitarrista David Gavurin y la vocalista Harriet Wheeler, quienes se habían conocido en la Universidad de Bristol. Al dúo se incorporó después el bajista Paul Brindley y el batería Patrick Hannan para completar la formación definitiva.

Así iniciaban una andadura de recorrido más bien escaso, este elegante e intimista grupo con una música plena de sensibles matices a la que a principios de los 90 la prensa londinense había echado ojo merced a la llamativa combinación de la voz soñadora de Harriet y el rico y personal sonido que surgía de la guitarra “discordante” de David.

El primer single de los Sundays, “Can’t Be Sure”, salió en 1989 y fue elegido número uno en el Festive Fifty (lista anual votada por los oyentes del programa radiofónico de Johh Peel en la BBC, donde habitualmente predominaban canciones de corte indie y rock).

The Sundays logró el éxito con su album de debut, “Reading, Writing and Arithmetic” (que además del “Can’t be sure” contenía el más sonado “Here’s where the story ends”) tanto en Inglaterra como en Estados Unidos, emprendiendo una gira mundial a la que poco tiempo después siguió un segundo disco, “Blind” (1992). Éste, pese a ser más serio y concentrado, nuevamente fue recibido de forma calurosa por crítica y público. Incluía una versión de los Rolling: Wild Horses.

A continuación transcurre un margen de cinco años sin actividad musical, más que comprensible si tenemos en cuenta que Harriet y David se habían consagrado a dedicarse a los dos críos que habían tenido en común. Tras preparar un estudio de música en casa, en 1997 ve la luz “Static & Silence” tercer y último trabajo de la banda, más bien discreto. Esta vez la gira fue breve, sólo E.E.U.U. e Inglaterra. No conozco más apariciones o planes musicales de ellos.

El estilo del grupo parece haber dejado huella (al menos a mi me lo parece) en formaciones como Cranberries, éstos ya mucho más conocidos por la masa.

La de The Sundays puede ser la música perfecta para la ensoñación. Sus armonías son evocadoras, tienen una exquisitez a menudo teñida de melancolía. Enamora la deliciosa y aniñada voz de la cantante y con la canción de hoy, a las pruebas me remito. Éste es el video:

The Sundays
Can’t be sure

LETRA

Give me a story and give me a bed
give me possessions
oh love luck and money they go to my head like wildfire
it’s good to have something to live for you’ll find
live for tomorrow
live for a job and a perfect behind, high time
England my country the home of the free, such miserable weather
but England’s as happy as England can be
why cry

and did you know desire’s a terrible thing
the worst that I could find
and did you know desire’s a terrible thing
but I rely on mine, a-ah

England my country the home of the free, such miserable weather
but England’s as happy as England can be
why cry

and did you know desire’s a terrible thing
the worst that I could find
and did you know desire’s a terrible thing
but I rely on mine
did you know desire’s a terrible thing
it makes the world go blind
but if desire, desire’s a terrible thing
you know that I really don’t mind

and it’s my life
and though I can’t be sure what I want any more
it will come to me later
well it’s my life…. and it’s my life
and though I can’t be sure if I want any more
it will come to me later… ah, yeah

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies