Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

26/07/2017

Tropezar mil veces

Mi querido Adso:

Te confieso que hace un momento los vapores del miedo habían irrumpido en el interior de esta piel novicia expandiéndose tan plácida como implacablemente (habrán llegado hasta Dios sabe dónde).

A consecuencia de lo cual me vi cautivo de un fatigoso desengaño, preso de la sensación bien enmarcada de la propia ridiculez que represento y ya bien sabes que ejerzo muy poco control sobre esto pese a dedicar a ello muchos esfuerzos cotidianos.

Decía el escritor muerto que el hombre lo es más una vez ha rozado el límite de sus posibilidades y, asomándose al abismo acuciado por una presión letal, mostrará sin duda su verdadera talla, la plenitud de su dimensión heroica. Casi tiemblo al preguntarlo, Adso querido bichejo, pero ¿acaso eso significa que el hombre acosado y roto está listo para dar sus mejores frutos? ¿No es más probable que descubra alarmado su impotencia, su dolor animal y su torpeza de reacción?.

Por eso yo traigo otra máxima poderosa, la que viene a recordarnos que aquello de que el hombre tropieza dos veces en la misma piedra se formuló sin duda para simplificar, ya que si dispone de tiempo suficiente tropezará no dos, sino mil veces contra los mismos obstáculos sin caer en la cuenta. Luego preguntará extrañado si no se trata de un “dejá vue”. Hay que joderse, amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies