Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

21/09/2017

Un tío galante

Doroteo Arango, más conocido como Pancho Villa, era austero y no fumaba ni bebía, pero le perdían las mozas.

En las crónicas de la revolución mejicana se le atribuyen muchos episodios propios de una persona de carácter violento, pero cuando se trataba de faldas se conducía con una particular ortodoxia. Le gustaba hacer el amor dentro de la ley: cuando una mujer le gustaba la llevaba a la iglesia y se casaba con ella. ¿Y entonces luego?. Pues simplemente enviaba a uno de sus hombres a arrancar la página del registro y aquí paz y después gloria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies