Me he pasado la vida leyendo libros, preferentemente tumbado en la cama cada noche y por desgracia más que nada de í­ndole literaria. Pero aún así­, si recordara un 10% de todo lo que he leí­do, serí­a por lo menos capitán general o consejero delegado. Sin embargo no nos hagamos ilusiones, la memoria nunca ha