Como en los demás sistemas operativos, el número de atajos de teclado disponibles en Windows es considerable y sería absurdo pretender conocerlos todos. Por tanto, lo mejor es asimilar un conjunto de ellos, los de uso más frecuente según vuestro criterio, ya que permiten trabajar de forma más rápida y eficiente y van a mejorar