Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

22/11/2017

¿Qué sonido hace una sola mano al aplaudir? La historia de los Kōans

Zen

En el país del sol naciente arraigó una forma de Budismo bastante curiosa: El Budismo ZEN

Esta reinterpretación del Budismo chino (Chang) a la Japonesa, predicaba la posibilidad de alcanzar la iluminación de forma espontanea, sin tener que pasar por complejas meditaciones y sacrificios.

Es decir: Una especie de curso rápido de iluminación in-situ

Esta escuela de Budismo (Zen) se vistió con la pincelada que Japón imprime a cada una de las tradiciones y filosofías que absorbe, dando lugar a una serie de acertijos-poemas denominados Kōans.

El Koan es un acertijo aparentemente imposible de resolver. Este acertijo crea un estado mental de confusión en el que intenta resolverlo, hasta forzar la rotura con la lógica, en la cual nuestro cerebro se desenvuelve a diario.

Bashô dijo a los monjes reunidos: Si tienen un bastón, les daré uno. Si no tienen un bastón, se los quitaré’.

Si usted comprende, las cosas son tales como son. Si usted no comprende, las cosas son tales como son.

Los koan se originan con los dichos y hechos de iluminados y figuras legendarias. Los koan tienen el propósito de desconcertar el pensamiento discursivo lógico-racional y provocar un shock mental que lleve a un aumento de conciencia (despertar).

Los maestros zen, a menudo recitan y comentan koans. Los profesores pueden utilizar los koan como una manera de sondear a los estudiantes acerca de sus progresos iniciáticos y comprobar si ya han tenido experiencias de entendimiento de la doctrina y de despertar (Satori). Las respuestas pueden ser orales pero también pueden ser gestos o acciones aparentemente absurdas o burdas como por ejemplo: Eructar, ventosear, chillar o golpear al alumno.

Maestro; ¿Es verdad que cuando buda caminaba surgían de sus pies flores de Loto?

-Silencio….

y de pronto el maestro, le da un tremendo bofetón seguido de un no menos tremendo pedo…

No sabemos si los maestros conseguían iluminar a sus alumnos pero se debían de reír bastante 🙂

Fuente: Yo mismo y un poquito de la Wikipedia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies