Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

21/08/2017

Histórica carroña

Dicen que todos los inviernos unos mil buitres se reúnen en el Parque Nacional de Gettysburg, Estados Unidos, y que nadie sabe exactamente por qué. Los investigadores han apuntado que la explicación esté posiblemente en la sangrienta batalla ocurrida allí del 1 al 3 de Julio de 1863.

En aquella fecha lejana y después de 3 días de encarnizada lucha, más de 50.000 hombres yacían muertos o heridos en la zona. Los buitres acudieron en gran número atraídos por la cantidad de carroña y se cree que eso motivó que, no solamente regresaran allí año tras año, sino que transmitieran ese “conocimiento” en forma de costumbre a sus descendientes hasta el día de hoy.

¿Leyenda urbana o simplemente el lugar es una zona de cría y reproducción?.

Para ser exactos más que los cadáveres humanos, lo que atrajo a los buitres fueron los cuerpos de los caballos, que no se enterraron. Hay también algunos expertos en ornitología que señalan que esa zona es un sitio común de nidificación y en tal sentido no sería extraño ver buitres por allí.

Pero la leyenda puede más y la imaginación popular gusta de pintar la gloria mezclándola con el horror.


Soldados de la Unión muertos en el campo de batalla de Gettysburg, fotografiados el 5 de julio de 1863

La Batalla de Gettysburg, Pennsylvania, es generalmente considerada crucial en la Guerra Civil Estadounidense (1861-1865) ya que supuso una gran victoria para el Ejército federal y un desastre para la Confederación. Cambió el signo de la guerra al marcar el fin del avance de los sureños hacia el norte (ya nunca sabremos qué habría ocurrido si el general Lee hubiese ganado aquella batalla).

Cuando los soldados confederados supervivientes regresaron a sus líneas vencidos, el general Robert E. Lee salió a su encuentro mientras repetía: “Todo esto ha sido por culpa mía. Yo, y solamente yo, he perdido esta batalla.” Pocos generales de la historia han tenido la nobleza y la fuerza de carácter necesarios para admitir tal cosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies