Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

22/09/2017

Los Beethoven

Ludwig era un genio de la música y su hermano Christoph un buen administrador. En cierta ocasión en que el músico escribió a su hermano pidiéndole un préstamo, éste le contestó de manera un tanto destemplada: “No puedo complacerte en estos momentos; a ver cuándo aprendes a emplear mejor tu dinero.”. Y firmaba al final: “Christoph van Beethoven: propietario de bienes”. A Ludwig le sentó muy mal aquello y tomando papel y pluma, le devolvió esta contestación: “Querido Christoph: necesito tu dinero, no tus sermones”. Y firmó: “Ludwig van Beethoven, propietario de talento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies