Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

21/11/2017

Paradojas

La paradoja es lógica pura, aunque parezca paradójico.

Cuando de algo no podemos con seguridad afirmar si es verdadero o falso -porque es ambas cosas a la vez-, entonces probablemente estemos ante una paradoja. De ahí que resulte siempre chocante y muchas veces esclarecedor.

Los siguientes ejemplos están tomados de la web del pensador y escritor uruguayo Eduardo Galeano

PARADOJAS

– Según los evangelios, Cristo nació cuando Herodes era rey. Como Herodes murió 4 años antes de la era cristiana, Cristo nació por lo menos 4 años antes de Cristo.

– La mitad de los brasileños es pobre o muy pobre, pero el país de Lula es el segundo mercado mundial de las plumas Montblanc y noveno comprador de Ferraris y las tiendas Armani de Sao Paulo venden más que las de Nueva York.

– El pavo y el maíz nacieron en América y no en Turquía, pero la lengua inglesa llama turkey al pavo y la lengua italiana llama granturco al maíz.

– El Banco Mundial elogia la privatización de la salud pública en Zambia: “Es un modelo para el Africa. Ya no hay colas en los hospitales”. El diario The Zambian Post completa la idea: “Ya no hay colas en los hospitales, porque la gente se muere en la casa”.

– Hace cuatro años, el periodista Richard Swift llegó a los campos del oeste de Ghana, donde se produce cacao barato para Suiza. En la mochila, el periodista llevaba unas barras de chocolate. Los cultivadores de cacao nunca habían probado el chocolate. Les encantó.

– Los países ricos, que subsidian su agricultura a un ritmo de mil millones de dólares por día, prohíben los subsidios a la agricultura en los países pobres. Cosecha récord a orillas del río Mississippi: el algodón estadunidense inunda el mercado mundial y derrumba el precio. Cosecha récord a orillas del río Níger: el algodón africano paga tan poco que ni vale la pena recogerlo.

– Las vacas del norte ganan el doble que los campesinos del sur. Los subsidios que recibe cada vaca en Europa y en Estados Unidos duplican la cantidad de dinero que en promedio gana, por un año entero de trabajo, cada granjero de los países pobres.

– Carlomagno, creador de la primera gran biblioteca de Europa, era analfabeto.

– Joshua Slocum, el primer hombre que dio la vuelta al mundo navegando en solitario, no sabía nadar.

– El progreso infla. Rarotonga es la más próspera de las islas Cook, en el Pacífico sur, con asombrosos índices de crecimiento económico. Pero más asombroso es el crecimiento de la obesidad entre sus hombres jóvenes. Hace 40 años eran gordos 11 de cada 100. Ahora, son gordos todos.

– Desde que China se abrió a esta cosa que llaman “economía de mercado”, el menú tradicional de arroz con verduras ha sido velozmente desplazado por las hamburguesas. El gobierno chino no ha tenido más remedio que declarar la guerra contra la obesidad, convertida en epidemia nacional.

– Donde más progreso, más horas trabaja la gente. La enfermedad por exceso de trabajo conduce a la muerte. En japonés se llama karoshi. Ahora los japoneses están incorporando otra palabra al diccionario de la civilización tecnológica: karojsatsu es el nombre de los suicidios por hiperactividad, cada vez más frecuentes.

– En mayo de 1998, Francia redujo la semana laboral de 39 a 35 horas. Esa ley no sólo resultó eficaz contra la desocupación, sino que además dio un ejemplo de rara cordura en este mundo que ha perdido un tornillo, o varios, o todos: ¿para qué sirven las máquinas, si no reducen el tiempo humano de trabajo? Pero los socialistas perdieron las elecciones y Francia retornó a la anormal normalidad de nuestro tiempo.

– En unos cuantos hospitales de Estados Unidos los robots cumplen tareas de enfermería. Según el diario The Washington Post, los robots trabajan 24 horas por día, pero no pueden tomar decisiones porque carecen de sentido común: un involuntario retrato del obrero ejemplar en el mundo que viene.

– La cruz esvástica, que los nazis identificaron con la guerra y la muerte, había sido un símbolo de la vida en Mesopotamia, la India y América.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies