Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

22/11/2017

Química desconcertante

Las propiedades de los elementos pueden resultar más curiosas aún cuando se combinan.

«El oxígeno y el hidrógeno, por ejemplo, son dos de los elementos más amigos de la combustión que existen. Pero si los unimos forman agua, que es incombustible. Incluso es más extraña la combinación del sodio, uno de los elementos más inestables y el cloro, uno de los más tóxicos. Si dejas caer un poco de sodio puro en agua normal, explotará con fuerza suficiente para matarte. El cloro es todavía más peligroso. Aunque útil en pequeñas concentraciones para matar microorganismos -es cloro lo que olemos en la lejía-, en cantidades mayores resulta mortal. Fue el elemento preferido para muchos de los gases venenosos de la Primera Guerra Mundial. Y, como más de un nadador con los ojos irritados atestiguará, el organismo humano no lo acepta de buen grado ni siquiera en forma muy diluida. Pero pon juntos estos dos elementos desagradables y, ¿qué es lo que tienes? Cloruro sódico… es decir, sal común.

El oxigeno no es combustible en sí, solamente facilita la combustión de otras cosas. Y menos mal, porque, si fuese combustible, cada vez que encendiésemos una cerilla estallaría en llamas el aire que nos rodea. El hidrógeno, por otra parte, es sumamente combustible, como demostró la catástrofe del dirigible “Hindenburg” el 6 de mayo de 1937 en New Jersey »

Bill Bryson: “Una Breve Historia de Casi Todo”.

One thought on “Química desconcertante

  • Fernando

    Ojo, que el oxigeno puro si es altamente combustible.

    — Cito de http://es.wikipedia.org/wiki/Programa_Apolo
    El 27 de enero de 1967 poco antes de llevar a cabo el primer vuelo tripulado la tragedia golpeó a la NASA. Durante una prueba de los sistemas del módulo de comando hubo un incendio dentro del mismo el cual no pudo ser extinguido. El fuego se cobró la vida de los astronautas Virgil “Guss” Grissom, Edward White II y Roger Chaffee. Una comisión investigadora determinó que la tragedia se había originado como consecuencia del oxígeno puro al 100% que entró en combustión con una chispa provocada por un cortocircuito en uno de los paneles de control de la nave.
    — Fin de Cita

    Saludos

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies