¿Qué sonido hace una sola mano al aplaudir? La historia de los Koans

En el paí­s del sol naciente arraigó una forma de Budismo bastante curiosa: el Budismo ZEN, una reinterpretación del Budismo chino (Chang) a la Japonesa que predica la posibilidad de alcanzar la iluminación de forma espontánea, sin tener que pasar por complejas meditaciones y sacrificios.

Es decir, una especie de curso rápido de iluminación in-situ

Zen

Esta escuela de Budismo Zen se vistió con la pincelada que Japón imprime a cada una de las tradiciones y filosofí­as que absorbe, dando lugar a una serie de acertijos-poemas denominados Koans.

El Koan es un acertijo aparentemente imposible de resolver que crea un estado mental de confusión al que intenta resolverlo hasta forzar la ruptura con la lógica en la que nuestro cerebro se desenvuelve a diario:

Bashô dijo a los monjes reunidos: «Si tienen un bastón, les daré uno. Si no tienen un bastón, se los quitaré».

«Si usted comprende, las cosas son tales como son. Si usted no comprende, las cosas son tales como son».

Los koan se originan con los dichos y hechos de iluminados y figuras legendarias. Tienen el propósito de desconcertar el pensamiento discursivo lógico-racional y provocar un shock mental que lleve a un aumento de conciencia (despertar).

En realidad todas las místicas religiosas poseen formulaciones parecidas basadas en la paradoja, el oxímoron o la antítesis.

Los maestros zen a menudo recitan y comentan koans y los profesores pueden utilizarlos como una manera de sondear a los estudiantes acerca de sus progresos iniciáticos y comprobar si ya han tenido experiencias de entendimiento de la doctrina y de despertar (Satori).

En la cultura occidental el alumno aprende del profesor al seguir el hilo de su discurso lógico paso a paso. El maestro zen, por el contrario, exige un salto a su alumno: debe obtener un conocimiento inmediato por sí mismo.

Ejemplos

Quizá el más famoso koan es aquel en el que el maestro da un aplauso y dice:

«Este el sonido de dos manos, ¿cuál es el sonido de una sola mano?»

Otro koan famoso es:

«Cuando un árbol cae en un bosque, ¿hace ruido si no hay nadie para escucharlo?»

Y algunos más:

– «¿Todos los budas, del pasado, del presente y del futuro, qué predican ahora?»
– «¿Qué haces cuando no se puede hacer?»
– «¿Cómo puedes golpear el centro de un círculo?»
– «No comienza, no termina, ¿qué es?»

Las respuestas pueden ser orales pero también pueden ser gestos o acciones aparentemente absurdas o burdas como por ejemplo: eructar, ventosear, chillar o golpear al alumno:

– «Maestro, ¿es verdad que cuando Buda caminaba surgí­an de sus pies flores de Loto? (Silencio).
Y de pronto el maestro le da un tremendo bofetón seguido de un no menos tremendo pedo…

No sabemos si los maestros conseguí­an iluminar a sus alumnos pero se debí­an de reí­r bastante.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies