¿Cómo habrí­a acabado Sócrates con la telebasura?

Por ejemplo aplicando su prueba de las 3 preguntas, algo también conocido como el triple filtro de Sócrates (Verdad, Bondad, Utilidad):

En cierta ocasión un conocido de Sócrates se le acercó y le dijo:

«Maestro, ¿sabes lo que me han contado de Fulano?»

Sócrates levantó la mano para que no siguiese hablando y le advirtió:

«Antes de que me digas de qué va, permite que te haga la prueba de las tres preguntas».

Su amigo aceptó.

1. ¿Estás seguro de que lo que me vas a contar es cierto?

«No, acaban de contármelo»
«Es decir, que no sabes si es cierto o no».

Lo que vas a decirme de Fulano, ¿es bueno?

«No».
«Me quieres contar algo malo de Fulano incluso no estando seguro de si es cierto, ¿es así­?»

El hombre asintió avergonzado.

3. Lo que vas a contarme de Fulano, ¿será provechoso para alguien?

«No, realmente no».
«Quieres contarme algo que no estás seguro de que sea cierto, que no es bueno y ni siquiera es provechoso, ¿por qué entonces hablar de ello?. Vete de aquí­ con tus infundios y bulos.»

Si antes de participar en ese tipo de programas planteasen a los chismosos esta sencilla prueba, se terminarí­a con muchas miserias y tan estúpida pérdida de tiempo para todos.

Puedes también usar este triple filtro cada vez que oigas comentarios sobre alguno de tus seres cercanos.

Fuente: Anécdotas de la Historia, de Pancracio Celdrán.
Ví­a | Historias de la historia

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies