La lengua Escocesa

Castillo de Edimburgo

La primera vez que llegué a Escocia yo tení­a dieciocho años, allá por el año 1990. Las primeras impresiones que tuve nada más bajar del tren que me trajo de Londres a Edimburgo fueron absolutamente indescriptibles.

Mi mente no podí­a procesar la cantidad de luces, olores y sonidos nuevos que entraban en mi cerebro a raudales: un suave aroma a hierba mezclado con tierra y humedad, un cielo azul continuamente roto por jirones de oscuras nubes, el sonido del inglés pronunciado con un fuerte acento del norte y el repiqueteo de los trenes en la estación de North Bridge. Sobre todo ello, la imponente Old Town con el viejo Castillo de Dhùn Èideann.

Vista de Edimburgo desde Calton Hill

Ese fue un verano absolutamente maravilloso. Mi ex mujer y yo nos dedicamos a pasear por Edimburgo, recorrer Escocia en coche, comer bien, escuchar el sonido de las gaitas y sobre todo a hacer mucho el amor (con dieciocho años ¡quién piensa en otra cosa mejor!).

De todos aquellos maravillosos recuerdos hubo alguno que me llamo más la atención que otro, por ejemplo la variedad de idiomas que se hablaban en toda Escocia.

La verdad, me pareció muy raro que en una región relativamente tan pequeña se hablasen tres lenguas: inglés, gaélico escocés y escocés

Sendero al faro Neist Point, en la isla de Skye

Ya he comentado alguna cosa curiosa sobre las dos primeras lenguas en este blog, por tanto hoy quiero centrarme básicamente en la última de todas: el escocés.

El idioma escocés suele referirse a la lengua germánica hablada en las Lowlands (tierras bajas) de Escocia, además de en partes de Irlanda del Norte y en algunas áreas de la frontera de la República de Irlanda. Su nombre vernáculo es Scots, aunque también recibe el de Lallans.

Áreas donde se habla escocés

A pesar de que mucha gente define al escocés como una mezcla de inglés, gaélico y francés, os diré que hay poca verdad en esto. El escocés desciende del dialecto anglosajón de Northumbria con influencias del antiguo nórdico de las invasiones vikingas, del holandés y el bajo sajón a través del comercio y de la inmigración y del romance a través de la iglesia y el latí­n legal, las invasiones normandas y finalmente del francés de Parí­s gracias a la Auld Alliance.

No tiene estatus oficial en ninguno de los paí­ses en que se habla, sin embargo Gran Bretaña ha aceptado el escocés como lengua regional y la ha reconocido como tal bajo la Carta Europea de las lenguas regionales o minoritarias.

También se ha discutido sobre el estatus de la lengua en las negociaciones de paz de Irlanda del Norte.

El escocés es un idioma bastante divertido. A mi particularmente me suena a una especie de inglés con muchas «ges» y bastante nasal. Como ejemplo pondré las siguientes palabras:
Español      Inglés        Escocés

 
Lago               Lake                 Loch (se pronuncia logg)
Ojos                Eyes                 Een

Viejo              Old                   Auld

Iglesia           Church           Kirk

Agitar            Shake             Shoogle

Os animo a que si tenéis la oportunidad os deis un paseo por Escocia y disfrutéis de su excelente gastronomí­a y la amabilidad de sus gentes.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies