Las mentiras del déficit tarifario

Si lo deseas puedes firmar públicamente el manifiesto para rechazar el tarifazo eléctrico. Dice así­:

«Expreso mi rechazo a la desproporcionada subida en la tarifa eléctrica que ha entrado en vigor el 1 de julio de 2012 y a la polí­tica energética del Gobierno de España, contraria a los derechos e intereses de los consumidores y plegada al sector empresarial.

Ante los continuos incrementos en la tarifa, la desregulación del sector y la falta de control sobre las irregularidades que cometen las eléctricas, pido al presidente del Gobierno que deje de limitarse a satisfacer las demandas de las compañí­as y comience a proteger los intereses de los usuarios.

Para ello, es necesaria una profunda revisión de su polí­tica energética, en la que deberí­a contar no sólo con la opinión de las empresas del sector, como ha hecho hasta ahora, sino también con la de las asociaciones que representan los intereses de los consumidores».

¿Qué es el déficit tarifario?

Nos dicen los expertos que la diferencia entre el coste real de la electricidad y el precio que los usuarios están pagando por ella y que se ha producido porque hasta 2007 la tarifa eléctrica vigente no recogí­a adecuadamente el coste de adquisición de la energí­a.

Resumiendo, para el oligopolio energético español (Iberdrola, Gas Natural Fenosa y Endesa) las renovables son la causa principal de la deuda. Resultado: el recibo de la luz ha subido un 81% en sólo 10 años, de manera que hoy pagamos una media de 77,68 euros mensuales, frente a los 42,83 de 2002.

Ahí­ tenemos a nuestra España, único paí­s del mundo en el que los clientes mantienen una deuda con el conjunto del sector eléctrico que se acumula creciendo sin parar cada año. Estamos jodidos.

Efectivamente, el lobby eléctrico español ha insistido en que la generación de energí­as renovables es culpable del incremento del precio del consumo eléctrico doméstico, pero nosotros, pobres ignorantes, no tenemos datos reales de lo que realmente pasa. En parte porque los números que esgrimen son un galimatí­as; en parte porque los grandes medios de comunicación están casados con esas mismas empresas eléctricas que invierten millones en publicidad. Como resultado nos presentan unas cuentas difí­cilmente comprensibles excepto en una cosa: que nos exprimen más por utilizar la luz en casa, cada año más (ahora incluso varias veces dentro de un mismo año).

La liberalización eléctrica iniciada a finales de los 90 e impulsada mediante una directiva europea en 2003 se presentó a los usuarios con el argumento de que provocarí­a importantes bajadas en la tarifa. Mentira cochina que los sucesivos gobiernos, plegados a intereses de las eléctricas, no han aceptado corregir.

El Gobierno actual desarrolla una polí­tica similar a la del ejecutivo anterior, con subidas desproporcionadas que atacan directamente a la economí­a de las familias, siguiendo el dictado de las compañí­as eléctricas.

Sabiéndose impunes, estas compañí­as aprovechan cualquier oportunidad para cometer fraude: cobros arbitrarios, manipulación de contadores, engaños en la facturación”¦ Mientras el gobierno aumenta impuestos y recorta presupuestos vitales, regala millones de euros a unas empresas que afirman tener déficit pero cuyos consejeros y ejecutivos se autoasignan ingresos de jeque árabe.

Oligarquias económicas, constructoras, polí­ticos… es acojonante la que hay liada. Nos mean en la cara y dicen que llueve. De esta desgracia de polí­ticos que nos ha tocado en el último sorteo de las elecciones generales, lo del déficit tarifario es otra estafa más que se une a la de las telecomunicaciones, los combustibles, la vivienda, los bancos…

¿Más datos?. Consulta: La estafa eléctrica en España

Un Comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies