Más duración y vida útil para la baterí­a de tu MacBook

Las condiciones de uso de un ordenador portátil, la forma en que se carga su baterí­a más otra serie de ajustes, todo ello son factores que influyen en la duración y en el funcionamiento de la baterí­a de tu portátil.

Ante todo he de daros una noticia: no hay milagros fuera de Lourdes. El paso del tiempo implica degradación y no hay excepciones a esta regla, lo que quiere decir que la baterí­a con el tiempo aguantará menos y se reducirá el tiempo entre una y otra carga. En equipos portátiles actuales la elevada potencia que proporcionan sus nuevos microprocesadores ha de tirar de un enorme conjunto de prestaciones incorporadas, es decir, el consumo es alto y verdaderamente devorador de energí­a.

Existen diversas teorí­as acerca de cómo utilizar los ordenadores portátiles para que sus baterí­as nos duren mas tiempo; nosotros trataremos de extraer aquello que parece más interesante y práctico, teniendo presente que si tu baterí­a no está en buenas condiciones o comienza a mostrar signos de envejecimiento querrás probar todo antes de sustituirla. Y si acabas de adquirir uno de estos juguetitos seguro que querrás empezar con buen pie. He aquí­ algunos consejos para prolongar la vida útil y la duración de la baterí­a de tu MacBook o MacBook Pro.

Ciclos de carga y calibración de baterí­a

En contra de una idea extendida, la vida útil de estas baterí­as no depende de la cantidad de veces que conectes tu equipo a una toma de corriente; existe otra cosa denominada ciclos de carga (battery-loadcycles).

Se considera un ciclo de carga de la baterí­a cada vez que ésta se descarga por completo y se vuelve a cargar a su capacidad máxima (Apple declara que tras 300 ciclos sus baterí­as aún retienen un 80% de su capacidad). Para consultar la cantidad de ciclos consumidos recurriremos al Perfil de Sistema:

Menú Apple > Acerca de este Mac > botón Más información. Una vez ahí­, consultar la opción «Alimentación».

No conviene utilizar el equipo conectado a la red permanentemente, ya que las oscilaciones de la red eléctrica sumadas a la utilización del propio equipo producirán falsos ciclos de la baterí­a. Como alguien dijo, la peor idea es comprarse un portátil y mantenerlo siempre enchufado a la corriente, en cuyo caso esa baterí­a no será capaz de mantener su carga en condiciones.

La baterí­a de un ordenador posee un microprocesador interno que informa de la cantidad aproximada de baterí­a que queda durante la carga y descarga. De vez en cuando es necesario calibrar la baterí­a para que la indicación en pantalla del tiempo y porcentaje restantes de baterí­a sea precisa.

Para optimizar el rendimiento de la baterí­a de iones de litio Apple recomienda efectuar esta calibración o, dicho en otras palabras, completar un ciclo al menos una vez al mes. Parece un poco excesivo pero si hay que hacerlo se hace, y para ello nos puede ayudar la creación de un evento programado en iCal. Esta técnica en general puede servir de procedimiento de test ante cualquier anomalí­a que hayamos observado. Es aproximadamente así­:

1. Conectar el portátil a la red eléctrica hasta que alcance el 100% de carga (en algunos foros aconsejan dejar después otras 2 horas más).

2. Desenchufar y utilizar el MacBook hasta que se agote la baterí­a del todo con el objetivo de provocar su vaciado completo (una vez más hay opiniones que dicen que se deje así­ varias horas).

3. Cargar baterí­a de nuevo hasta el 100%.

Alargar la autonomí­a del portátil

Aparte de esta labor de mantenimiento preventivo que se podrí­a complementar con aquello de reiniciar el sistema de alimentación (con el portátil apagado extraer baterí­a y adaptador de corriente y pulsar a continuación durante 5 segundos el botón de encendido), hay otras consideraciones acerca del uso de un portátil que nos permitirán alargar su autonomí­a y mantener un rendimiento lo más óptimo posible:

1. Teniendo en cuenta que el consumo gráfico es elevado en equipos modernos y sabiendo que ello incide directamente en la duración de la baterí­a, reduce ligeramente el brillo de la pantalla siempre que sea posible. Es fácil con la tecla F1.

2. Desactiva AirPort si no lo estás utilizando.

3. Igualmente desactiva Bluetooth.

4. No mantengas dentro CD’s o DVD’s que no estás utilizando y desconecta periféricos sin uso.

5. Es importante que en Preferencias de Sistema > Economizador tengamos en marcha los ajustes propios para portátiles.

6. Ten vigilados aquellos procesos que efectúan un mayor consumo de la CPU. Para ello nada mejor que la utilidad Monitor de Actividad que tenemos de serie con el Mac en Aplicaciones > Utilidades. La abrimos o incluso podemos marcarlo desde el dock con «Abrir al iniciar sesión» para tenerlo siempre disponible. A la hora de consultar podrí­a valer una ordenación de los procesos mediante la columna CP (% de uso de CPU).

Almacenamiento a largo plazo

Si hubieras previsto no utilizar el portátil durante más de seis meses, Apple recomienda quitar y guardar la baterí­a cargada en torno al 50%. ¿Por qué al 50?. Al parecer si guardas la baterí­a descargada podrí­a dificultarse una posterior recarga, mientras que si la guardas totalmente cargada durante un periodo de tiempo prolongado, la baterí­a perderí­a parte de su capacidad.

Estos y otros consejos pertenecen a la página de la propia Apple.

Herramientas adicionales

De manera opcional podrí­amos contar con la ayuda de aquellas utilidades diseñadas para extraer datos de la baterí­a y que devuelven información de la misma: carga actual, capacidad de carga respecto al nivel inicial de fábrica, etc. Se trata de saber si la respuesta de la baterí­a es razonablemente adecuada o anuncia su próximo fin. He aquí­ algunas:

CoolBook: pequeño panel con el que monitorizar frecuencia del reloj, voltaje y temperatura del procesador. Si registras el programa podrás variar la frecuencia y voltaje del procesador.

CoconutBattery: muestra la carga en curso y proporciona también información sobre los ciclos de la baterí­a, edad de tu Mac y estado de conexión (puede ser que por ejemplo lo tengas conectado pero no se esté cargando).

MiniBatteryLogger:
monitoriza carga y amperaje de tu baterí­a, avisándote de cualquier cambio brusco. El sistema de análisis y vigilancia devuelve los datos de forma visual

MiniBatteryStatus:
un widget que permite gestionar de forma más precisa las fases de carga y descarga de la baterí­a. Realiza un seguimiento para detectar los procesos que gastan más energí­a y eventualmente posibles problemas o fallos prematuras de la baterí­a.

Eso es to, eso es to, eso es todo amigos.

7 Comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies