Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

23/09/2017

La memoria contra el olvido

¿Qué es peor, la muerte o el olvido? Para la existencia humana, sometida minuto a minuto a la crisis del olvido, probablemente sea esto último lo más descorazonador. La literatura griega dejó abundantes testimonios de este carácter transitorio del hombre e inventó un tajante adjetivo para definirlo: efímero (etimológicamente “ser de un día”).

La radical transitoriedad de la existencia era un hecho inalterable ya para los textos antiguos, que aluden a ella con una no resignada melancolía. El río de la vida no puede parar; el hombre lucha contra su destino apelando a otra fuerza poderosa: la memoria. Reconocer que se es efímero y poderlo decir, es la única forma humana de inmortalidad.

Elemento fundamental de esta pugna contra el olvido ha sido la palabra. Hablar, narrar, inventar … ya es construir otro universo, otro ritmo del mundo tal vez más abstracto pero firme y perdurable. La palabra es hilo que teje finamente las efímeras existencias y las alza por encima del tiempo en que respiran. La fama de los héroes y la historia de sus hazañas forjó la sustancia de la memoria, eco y espejo de la vida, construida día a día con cada presente.

Así la memoria llegaría a ser tan importante como la vida, especialmente desde el salto de la oralidad a la escritura. En las actitudes que adoptamos, las palabras que decimos o callamos, en todo ello somos nuestra memoria. Nada de lo que hemos vivido desparece completamente y eso, en el pequeño recinto de la vida personal, es una forma de inmortalidad.

En todo lo grabado en nuestra mente convive una reminiscencia, que viene a ser esa mirada sobre nosotros mismos que permite recobrar un mundo ya en tinieblas alumbrado gracias al recuerdo. En el reconocimiento total de nuestro pasado se alcanza nuestra plena lucidez, a través de un esfuerzo personal y arduo, pero al que todos estamos obligados. De lo contrario permaneceremos sometidos al imperio de otra forma más dura que la muerte, a lo que el poeta griego llamaba “la desierta, infinita llanura del olvido”.

Sólo estoy retomando algunas de las reflexiones del maestro Emilio Lledó

One thought on “La memoria contra el olvido

  • monica

    El articulo es muy interesante, creo ademàs que uno deja de vivir cuando nadie lo recuerda, cuando nadie se interesa por uno y deja de transmitir y recibir sentimientos. El olvido es que realmente no hiciste ni cimpliste con lo q tenias que hacer en este mundo. VIVIR.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies