Blog de música, tecnologías, poesía y cerveza fría

21/09/2017

Quita, bicho

De cómo una mala práctica conduce a efectos contrarios a los deseados.

Creo que habrá acuerdo total si menciono lo odioso de los anuncios invasivos de Internet, cuando saltando entre enlaces y diferentes páginas una serie de banners insufribles se pegan como mocos a la pantalla generando una experiencia de navegación que en ocasiones hasta podríamos llamar “de mierda”. Desde siempre cierras mecánicamente toda ventana estúpida no solicitada, pero ahí siguen agazapadas hasta la próxima vez…

Esas tácticas publicitarias basadas en ventanas de navegador que se abren a pantalla completa, banners que añaden cuadros de diálogo que debes de cerrar expresamente, popups, etc. son peores que bichos. Quién esté detrás del marketing del producto, ¿sabe realmente que el nombre de dicho producto podría personalmente convertirse en un sentimiento perenne de aversión?

Mackeeper, utilidad comercializada por Zeobit (de la que no pienso poner el enlace aquí), es una aplicación de esas que promete que supuestamente mejorará el rendimiento de tu Mac en base a una integración de funciones que permiten: limpieza de cachés, de archivos duplicados, de idiomas no utilizados, amén de copia de seguridad, cifrado de archivos, borrado seguro, desinstalador… En fin, “Quien mucho abarca, poco aprieta”.

Cuando no hace mucho se iniciaba en el mercado esta aplicación, la compañía siguió los cauces publicitarios habituales para darse a conocer; sin embargo a partir de un momento dado la cosa se fue de las manos y de la noche a la mañana comenzamos a ver anuncios de MacKeeper por doquier. Hasta tal punto ha llegado la cosa que, si eres usuario de Mac, no pasará un día sin que te aparezca el puñetero banner invitándote a probar el producto mágico que hace de todo.

La agresividad de los anuncios de Mackeeper ha traspasado todo límite tolerable. El solo hecho de aparecer de continuo es suficiente para que lo relacionemos con un programa basura. Y así, amigos, se consuma el esperpéntico hecho de que una solución de soft. que pretende aportar limpieza, lo que realmente nos trae es mierda.

Como alguien dice en un comentario: “Yo de ser el dueño de la compañía despediría al genio que está detrás de todo eso, mandaría al ridículo robot al desguace, y cambiaría el nombre del producto para empezar desde cero”.

Si Mackeeper hace algo por mi Mac, no lo se ni lo sabré, pues no tengo intención de probarlo. Es más, ni se me ocurre recomendarlo.

Vía | Faq-mac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^ Subir Arriba!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies