Adiós, Big Man

Clarence Clemons (Norfolk, Virginia, 1942-18 de junio de 2011)

Clemons comenzó a tocar el saxo a la edad de nueve años y al mudarse a Nueva Jersey terminarí­a uniéndose a la banda de Bruce Springsteen, a la que inyectó el blues, el jazz y el funk que llevaba en la sangre. Sus interpretaciones al saxofón potenciaron algunas de las mejores canciones de Bruce Springsteen, contribuyendo al sonido caracterí­stico de la E Street Band. En el escenario, Clemons era un espectáculo de 1,93 m. de altura capaz de darlo todo.

Después de cuarenta años sobre las tablas, hoy nos ha dejado el gran Clarence. Nada más saltar la noticia de su muerte, Springsteen ha dejado escrito un emotivo comunicado de despedida en la web de la banda: «Era mi gran amigo y mi socio, y con Clarence a mi lado, mi banda era capaz de contar una historia mucho más profunda de la que estaba simplemente contenida en nuestra música».

Ha vivido una vida plena y feliz dedicada a hacer buena música. No solo fue el gran saxofonista negro que representa fielmente la tradición del Rock’n’roll y el Rhythm and Blues, sino que además se le veí­a como un tí­o cálido y cercano. Gracias por habernos hecho disfrutar.

«Jungleland», «Born To Run», «Darkness On The Edge Of Town»… en mi mente empiezan a resonar esos solos de saxofón con más fuerza que nunca.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies