Los Lobos: One time, One Night

Uno de los grupos musicales más veteranos de Estados Unidos, auténtico del Sudoeste donde habitan los sonidos de la frontera.

David Hidalgo y Louie Pérez se conocieron en un instituto de East Los Angeles, California (barrio habitual en lo alto de los rankings municipales de desempleo y delincuencia) y se unieron debido a una afinidad musical mutua. Durante aproximadamente un año lo pasarían escuchando discos, tocando sus guitarras y comenzaron a escribir canciones. Más tarde reclutaron a sus compañeros de estudios Frank González, César Rosas y Conrad Lozano para completar en 1973 la alineación de Los Lobos.

Hijos de inmigrantes mejicanos, eran todavía prácticamente chavales cuando amenizaban bodas, banquetes y demás celebraciones con música popular de sus raí­ces. En 1978 tení­an un primer contrato profesional como fijos en un restaurante precisamente mejicano. Con ganas de progresar y crecer como músicos, añaden orquestación, acordeón, más guitarra eléctrica, baterí­a, amplificadores y suben el volumen y el ritmo. El resultado es que son despedidos.

El álbum de debut, Los Lobos del Este de Los Angeles (Just another band from East L.A.) fue grabado en dos estudios de Hollywood en 1977 durante un período en que todos tenían trabajos regulares y era difícil reunirse para las sesiones. La experimentación con la música tradicional mexicana que escuchaban desde niños junto a unas sólidas influencias del Rock en sus sonidos, sentaron las bases para emprender un largo recorrido de inspiración propia.

La primera aparición pública destacada sucede en el Olympic Auditorium de Los Ángeles en 1980, para abrir una actuación de Public Image Ltd., el nuevo grupo del ex Sex Pistols Johnny Rotten

Después de años actuando en clubes de la zona de Los Angeles son descubiertos por el gran público con la aparición en 1983 de And A Time To Dance, un EP que fue bien recibido por los críticos aunque solo vendió unas 50.000 copias (suficiente no obstante para comprar una furgoneta Dodge y realizar una gira por todo Estados Unidos por primera vez).

Los Lobos regresaron al estudio en el verano de 1984 para grabar su primer larga duración, How Will The Wolf Survive? bajo los auspicios de Slash Records, una compañía inicialmente especializada en punk californiano y esencial después para entender el denominado Nuevo Rock Americano al apostar por grupos como The Dream Syndicate y Violent Femmes. El título del disco se inspira en un artículo de National Geographic que los miembros de la banda relacionaron con su propia lucha para lograr el éxito en los Estados Unidos sin perder sus raíces mejicanas.

Una de las canciones incluidas, el corrido Anselma (no me riáis), recibió el Grammy en la categorí­a recién creada de música mexicano-americana.

¿Qué habí­a ocurrido para que se produjera la difí­cil comunión? Los Lobos no sólo representaban una reafirmación de lo tradicional o el Tex-Mex caracterí­stico de la frontera; como buena banda americana su repertorio abrazaba estilos propios del Rock and roll, el R&B, el Folk y el Rockabilly. Fusión de verdad.

El momento clave llega con la oportunidad de grabar la música de Ritchie Valens para la película de 1987 La Bamba, la historia del salto a la fama y prematura muerte de Ricardo Valenzuela, emigrante venezolano en USA que cambió su nombre por el de Ritchie Valens. Coetáneo de Chuck Berry y Buddy Holly, Ritchie Valens «rockarizó» la tradicional canción mexicana pero sería la versión de Los Lobos la que obtuvo un éxito a escala mundial, primera canción en español que ocupó el número 1 de los Billboard.

A partir de eso se les reclama para bandas sonoras de un determinado tipo de cine: Desperado y El mariachi (ambas de Robert Rodriguez) pero lejos de apoltronarse, Los Lobos reaccionan dando otra vuelta de tuerca; primero con By The Light Of The Moon (1987), que incide en el Rhythm’n’blues, el Pop y el Country, después con un disco de folclore mejicano puro La pistola y el corazón (1988), para regresar al Rock clásico con The Neighborhood (1990).

Sin nunca abandonar el amor por la música tradicional mejicana y las baladas de frontera (ni tampoco el sentido del Rock), desde entonces hay muchos más discos por el camino donde Los Lobos varían la instrumentación, desarrollan percusiones o abordan distintos géneros. Se trata de unos músicos polifacéticos que no paran de absorber estilos y los devuelven de un modo natural y así es como han creado un lenguaje propio que los hace inclasificables.

Durante décadas el grupo angelino se forjó pisando escenarios de todo tipo y teloneando a gente como Bob Dylan, ZZ Top, U2, Eagles, Santana, The Clash, participando en proyectos musicales paralelos… En definitiva, han construido un amplio y rico legado y muy pocos lograron atravesar fronteras musicales con tanta facilidad como ellos, quienes actualmente están considerados dentro de los grandes de la música americana.

La película Colors incluye One Time, One Night en los créditos de apertura aunque curiosamente la canción no se incluyó en el álbum de la banda sonora.

By The Light of The Moon, disco con acordes de ritmo precisos, incluye un tema que escuché mil veces: One Time, One Night. Se trata de una especie de instantánea sobria pero profunda, una meditación amarga sobre América y su gente corriente, una canción de guitarras preciosas y evocadoras ideal para escuchar frente a la luz del ocaso en plena naturaleza.

Los Lobos
One Time, One Night

LYRICS

A wise man was telling stories to me
About the places he had been to
And the things that he had seen

A quiet voice is singing something to me
An age old song about the home of the brave
In this land here of the free
One time one night in America

A lady dressed in white with the man she loved
Standing along the side of their pickup truck
A shot rang out in the night
Just when everything seemed right
Another headline written down in America

The guy that lived next door in #305
Took the kids to the park and disappeared
About half past nine
Who will ever know
How much she loved them so
That dark night alone in America

A quiet voice is singing something to me
An age old song about the home of the brave
In this land here of the free
One time one night in America

Four small boys playing ball in a parking lot
A preacher, a teacher, and the other became a cop
A car skidded into the rain
Making the last little one a saint
One more light goes out in America

A young girl tosses a coin in the wishing well
She hopes for a heaven while for her
There’s just this hell
She gave away her life
To become somebody’s wife
Another wish unanswered in America

People having so much faith
Die too soon while all the rest come late
We write a song that no one sings
On a cold black stone
Where a lasting peace will finally bring

The sunlight plays upon my windowpane
I wake up to a world that’s still the same
My father said to be strong
And that a good man could never do wrong
In a dream I had last night in America

A wise man was telling storie to me
About the places he had been to
And the things that he had seen

A quiet voice is singing something to me
An age old song about the home of the brave
In this land here of the free
One time one night in America

5 Comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies