Ambrose Bierce: El Diccionario del diablo. Letras: D-H

D

Dentista, s. Prestidigitador que nos pone una clase de metal en la boca y nos saca otra clase de metal del bolsillo.

Desprecio, s. Sentimiento que experimenta un hombre prudente ante un enemigo demasiado temible para hacerle frente sin peligro.

Detener, v. t. Arrestar a alguien acusado de conducta insólita. «Dios hizo el mundo en seis dí­as y se detuvo el séptimo» (Versión No Autorizada de la Biblia).

Dí­a, s. Perí­odo de veinticuatro horas en su mayor parte desperdiciado. Se divide en el dí­a propiamente dicho y la noche o dí­a impropiamente dicho; el primero se consagra a los pecados financieros y la segunda a los otros pecados. Estas dos clases de actividad social se complementan.

Difamar, v. t. Decir mentiras sobre otro. Decir verdades sobre otro.

Diplomacia, s. Arte de mentir en nombre del paí­s.

Disimular, v. t. e i. Poner camisa limpia al carácter.

E

Egoí­sta, s. Persona de mal gusto, que se interesa más en sí­ mismo que en mí­.

Emoción, s. Enfermedad postrante causada por el ascenso del corazón a la cabeza. A veces viene acompañada de una copiosa descarga de cloruro de sodio disuelto en agua, proveniente de los ojos.

Entusiasmo, s. Dolencia de la juventud, curable con pequeñas dosis de arrepentimiento y aplicaciones externas de experiencia.

Epitafio, s. Inscripción que, en una tumba, demuestra que las virtudes adquiridas por la muerte tienen un efecto retroactivo.

Ermitaño, s. Persona cuyos vicios y locuras no se ejercen en sociedad.

Escrituras, s. Los sagrados libros de nuestra santa religión, por oposición a los escritos falsos y profanos en que se fundan todas las otras religiones.

Erudición, s. Polvillo que cae de un libro a un cráneo vací­o.

Exceso de trabajo, s. Peligrosa enfermedad que afecta a los altos funcionarios que quieren ir de pesca.

F

Famoso, adj. Notoriamente miserable.

Fanático, adj. Dí­cese del que obstinada y ardorosamente sostiene una opinión que no es la nuestra.

Fe, s. Creencia sin pruebas en lo que alguien nos dice sin fundamento sobre cosas sin paralelo.

Ferrocarril, s. El principal entre los medios mecánicos que nos permiten alejarnos de donde estamos hacia donde no estaremos mejor.. El optimista lo prefiere por su rapidez.

Filosofí­a, s. Camino de muchos ramales que conduce de ninguna parte a la nada.

Finanzas, s. Arte o ciencia de administrar ingresos y recursos para la mayor conveniencia del administrador.

Futuro, s. í‰poca en que nuestros asuntos prosperan, nuestros amigos son leales y nuestra felicidad está asegurada.

G

Guillotina, s. Máquina que hace que un francés se encoja de hombros con buen motivo.

H

Hábitos sacerdotales, s. p. l. Traje abigarrado que usan los payasos de la Corte Celestial.

Hí­brido, s. Diferencia conciliada.

Historiador, s. Chismoso de trocha ancha.

Hombre, s. Animal tan sumergido en la extática contemplación de lo que cree ser, que olvida lo que indudablemente deberí­a ser. Su principal ocupación es el exterminio de otros animales y de su propia especie que, a pesar de eso, se multiplica con tanta rapidez que ha infestado todo el mundo habitable, además del Canadá.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies