Garras humanas

De la época del cine mudo, 1927, data una extraña y poco conocida pelí­cula norteamericana que no suele formar parte de antologí­as del cine. Su tí­tulo es The Unknown (en España Garras humanas) y tanto su director, Tod Browning, como los protagonistas son recordados por otros trabajos pero no por éste.

Tod Browning

A Charles Albert Browning (1880-1962) le fascinado el circo y la vida de farándula. Con sólo 16 años se marchó de casa para recorrer su paí­s trabajando en distintos espectáculos circenses (fue por ejemplo cadáver viviente en un número de enterramiento en directo y payaso en el Ringling Brothers) y de variedades (mago, bailarí­n…) Toda una experiencia que más tarde volcarí­a en el mundo del cine.

Tod Browning (1880-1962)

En Nueva York conoció al célebre director David Griffith y comenzó a actuar en comedias de corta duración. Cuando en 1913 Griffith se trasladó a California, Browning le siguió; incluso aparece como extra en el film épico Intolerancia. Ya en aquella época empezarí­a a dirigir una serie de cortometrajes sin dejar de escribir guiones, cosa que también hací­a con asiduidad.

En 1918 conoce al gran productor Irving Thalberg quien a su vez le permitió contactar con el actor Lon Chaney, lo que darí­a lugar a una fructí­fera relación.

La carrera de Tod Browning estuvo plagada de pelí­culas «diferentes» a las habituales de la pantalla para el gran público, con historias realistas y trágicas donde llegado el caso no escatima en detalles ásperos y personajes duramente bosquejados, atí­picos y marginales, a menudo pertenecientes al universo de la farándula.

Sus mayores éxitos giraron en torno al género fantástico por lo que su nombre quedó vinculado al de los creadores malditos. Entre sus logros hay que destacar su versión de Drácula (1931), Muñecos Infernales (1936) o la antológica Freaks, la parada de los monstruos (1932).

Pero no sólo trabajó el terror ya que realizó más de 60 pelí­culas abarcando distintos géneros. Más detalles sobre la vida y la obra de Browning en cinefania.

Lon Chaney

(1883-1930)

Chaney, uno de los más sobresalientes actores del cine mudo, estaba dotado de gran talento y versatilidad y es recordado principalmente por sus interpretaciones de personajes torturados y burlescos y por su habilidad para el maquillaje.

Chaney en 1925 muestra el kit de maquillaje personal que usa para transformarse en «El hombre de las mil caras».

Lon Chaney protagonizó producciones pioneras del cine de terror como El jorobado de Notre Dame o El fantasma de la ópera con una soltura para transformarse mediante técnicas de maquillaje de su propia invención que le valieron el apodo de El hombre de las mil caras.

Apareció en varias pelí­culas de Tod Browning interpretando a personajes disfrazados o mutilados, entre ellos el lanzador de cuchillos Alonzo de Garras humanas. Aunque la base de tales personajes sea grotesca, las actuaciones de Chaney buscaron siempre una reacción empática con la audiencia y no meramente de terror. Y así­ es, su interpretación permití­a demostrar que esos personajes desfigurados habí­an sucumbido ví­ctimas de la crueldad del destino.

En cierta ocasión declaró:

«Querí­a recordarle al público que incluso quienes se encuentran más abajo en la escala de humanidad pueden tener en su interior la capacidad de sacrificio».

Y el escritor Ray Bradbury dijo sobre él:

«Pudo desenmascarar algunos de nuestros miedos í­ntimos y llevarlos a la pantalla. La historia de Lon Chaney es la historia de amores no correspondidos. Él pone al descubierto esa parte de uno, porque uno teme que no lo amen, uno teme que nunca lo amen, uno teme que una parte suya sea grotesca, que el mundo le de la espalda.»

En 1957 se estrenarí­a El hombre de las mil caras, pelí­cula que relataba su vida. James Cagney interpretó a Chaney, un hombre muy respetado por todas las personas con quienes trabajó.

Garras humanas

(The Unknown, 1927). Cine mudo.

Hay suspense y dramatismo en esta pequeña joya de sólo 48 minutos. Y también una trama retorcida.

Quien quiera sumergirse en los primeros tiempos del cine quedará sorprendido al comprobar que no es ingenuo, anticuado o previsible como solemos pensar en nuestra ignorancia y suficiencia. Desde los inicios ya se abordaron todo tipo de temas y enfoques atrevidos o rebeldes. Ellos fueron los precursores.

Sinopsis

Alonzo (con zeta), un hombre sin brazos con un secreto a sus espaldas que sólo conoce su fiel ayudante el enano Cojo, es el lanzador de cuchillos con los pies en el circo de un Madrid imaginario.

Está perdidamente enamorado de Nanon, la hija del dueño, quien tiene una peculiar fobia: no soporta que la toquen con las manos. Es por esto que siempre rechaza a Malabar, el fortachón de la carpa, a pesar de sentirse atraí­da por él.

Alonzo no duda en amputarse los brazos para consumar su amor pero para entonces la hermosa ha superado su aversión y se entrega al forzudo. La expresión del protagonista al conocer este hecho y ser consciente de la inutilidad de su sacrificio es irrepetible.

Compartiendo pantalla con Chaney tenemos a una jovencí­sima Joan Crawford, veintisiete años antes de co-protagonizar el clásico «Johnny Guitar».

Crónica tortuosa

Fiel a su estilo de asombrar al público, Browning explora la complejidad de los deseos y temores de sus personajes para atraer al espectador hacia la tortuosa crónica de un triángulo amoroso.

«The Unknown» es una obra insólita, un cuento macabro para adultos. La historia y los hechos narrados pueden parecer delirantes y guardan una moraleja llevada al lí­mite: ¿Qué harí­as por amor?

Porque además de por su precisión narrativa y otros muchos detalles técnicos, «Garras humanas» destaca no por el terror presupuesto sino por un romanticismo descarnado. Burt Lancaster dijo que la actuación de Chaney en The Unknown era de lo más convincente y emocionalmente agotador que había visto hacer a un actor.

Una desesperada historia de amor condenada al fracaso. El tipo de amor que hace temblar inexplicablemente tus rodillas, nubla la mente y provoca las peores decisiones; ese amor doloroso que empuja hacia un fatal desenlace sin que te importen las consecuencias.

Más datos de la pelí­cula en cinéfagos.

La Orquesta Mondragón

Y entonces llegó Gurruchaga y reparó en la terrible historia de Alonzo para componer Garras humanas, tema perteneciente al tercer álbum del grupo Bésame tonta (1982).

Actor y cantante, a Javier Gurruchaga constantemente le gustó mezclar en sus letras y shows la magia del circo, el teatro y el cabaret con la música rock. También en el cine, como en este caso, encontraba inspiración y nunca ocultó su simpatí­a por personajes bizarros excluidos como nuestro hombre sin brazos.

Aunque de la Orquesta Mondragón no haya demasiadas canciones que me gusten -que ahora recuerde, «Caperucita feroz, «El diablo dijo no» y «Mis gafas»- mi favorita ha sido siempre ésta.

Señoras y señores, con todos ustedes, la Orquesta Mondragoooon…

Orquesta Mondragón
Garras humanas

LETRA

Soy el hombre sin brazos del circo
soy capaz de fumar con los pies,
cada noche la gente me aplaude mas
pero yo me quisiera morir.

Con los pies le disparo puñales
a una chica que baila ante mi,
todo el mundo se abraza con la emoción
Pero yo me quisiera morir.

Ya perdí­ mis brazos
Y perdí­ tu amor,
Me quiero morir (x4)

Eras tú la más bella del circo
pero a nadie le dabas tu amor,
Un secreto guardaba tu corazón
que a mi lado te hacia venir

Te aterraban los hombres con brazos
De sus manos querí­as huir,
entre sueños te ahogaban hasta morir
pues las garras eran para ti.

Ya perdí­ mis brazos
y perdí­ tu amor…
Me quiero morir (x4)

Me ocultaba con truco mis brazos
siendo un monstruo podí­a vivir,
nunca tuve cariño de nadie aquí­
hasta que te acercaste a mi.

Pero tu me querí­as sin brazos
por tu amor yo me los corté,
yo creí­a que así­ me ibas a querer
y te fuiste con un domador

Ya perdí­ mis brazos
y perdí­ tu amor…
Me quiero morir (x4)

Soy el hombre sin brazos del circo
-Me quiero morir-
Soy capaz de fumar con los pies
– Me quiero morir- (x5)

Un Comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies