Khaled: Aisha

El término árabe Raï, que viene a significar algo así­ como «opinión, parecer o punto de vista», es el nombre que tomó un género musical originario de la zona argelina de Orán y que data de principios del siglo XX.

A su vez hereda una antigua tradición musulmana en la que un maestro reparte en forma de poesí­a cantada sus sabios consejos, si bien en el contexto musical adquiere carácter de protesta popular en boca del cantante, el cual se pone de ejemplo con sus propias desgracias.

En realidad hay un trasfondo universal en toda expresión artí­stica que te recuerda cómo cediendo a los sentimientos volubles has tomado malas decisiones que ahora sólo puedes lamentar. Y qué mejor manera que cantándolas. Flamenco, copla, fado, tango… todos comparten algo de esto.

A finales de los años 70 los instrumentos tradicionales del Raï reciben visitantes nuevos con la electrónica, el rock y el reggae, por lo que el movimiento se actualiza y consolida ante el entusiasmo de los jóvenes argelinos y el pesar del fundamentalismo islámico que, para no variar, arremetió contra las nuevas fórmulas impí­as.

En la década de los 80 el movimiento se asentó en Francia, alcanzando popularidad en los años siguientes de la mano de artistas como Khaled (Didi es un tema que dio la vuelta al mundo), Rachid Taha y Faudel. Además Cheb Mami fue conocido internacionalmente por Desert Rose haciendo dúo con Sting.

Ante tal éxito, compositores de diferentes estilos se adhieren al movimiento y muchas canciones se interpretan en francés. El Raï aprovecha para mezclarse con otros estilos como el rap, el reggae, el rock o la música techno y cala gracias a un fuerte mestizaje cultural que produce en lo musical mensajes inconformistas, frases que describen pobreza y marginación, desamores, añoranza por la patria lejana…

Khaled Hadj Ibrahim, más conocido como Khaled, (antes Cheb Khaled) es un cantante de raï franco-argelino nacido en la ciudad portuaria de Sidi-El-Houri, Orán, Argelia en 1960.

Admirador de la música egipcia y del reggae de Bob Marley, aprendió por su cuenta a tocar la guitarra, el bajo, el acordeón y la armónica y se curtió desde muy joven tocando en bares, fiestas de circuncisión y bodas en su paí­s.

Con 16 años ya habí­a publicado un álbum y no tardarí­a en convertirse en una estrella en Argelia sin haber pasado nunca por la radio, quizá porque sus temas musicales, que tratan sobre el amor, las mujeres y el alcohol, eran tabú en las ondas oficiales argelinas.

En la década de 1980 el auge del fundamentalismo islámico en paí­ses como la propia Argelia chocó frontalmente con las ansias de libertad del movimiento Raï. Muchos de sus representantes son perseguidos o amenazados y algunos optan por expatriarse.

Finalmente la liberalización del régimen hizo salir a la música Raï de la clandestinidad aunque para entonces Cheb Khaled ya viví­a en Francia.

En el 86 Khaled dejó de usar «Cheb» (joven en árabe) en su nombre artí­stico tres años después publica en Parí­s su primer álbum «occidental».

En 1991 el sencillo Didi, producido en Los Angeles, entra entre los 50 más vendidos de Francia. Fusiona Rock, Funk y música egipcia y su fama se extiende por Europa como la cabeza más visible del Raï. En 1999 participó en Paris en el mayor concierto de música árabe de Francia.

La canción que traemos hoy, Aïcha (Aisha), tercer sencillo del álbum Sahra publicado en 1996, fue compuesta para Khaled por el cantautor francés Jean-Jacques Goldman, curiosamente judí­o.

El sencillo contiene la versión original en francés pero en el álbum la canción está en una versión bilingüe con estrofas en árabe escritas por Khaled. Fue número uno en las listas francesas y premiada como mejor canción de ese paí­s en 1997.

Aïcha es un nombre árabe de mujer muy conocido, no en vano así­ se llamaba la favorita de Mahoma.

La canción trae un contenido en su hermosa y poética letra que propugna la igualdad entre hombres y mujeres. No deja de sorprender que un judí­o francés compusiera para un cantante musulmán, algo que puede ser interpretado como una apuesta por la paz y reconciliación entre religiones a menudo belicosas.

La canción ha sido interpretada por distintos cantantes en diferentes idiomas (en España hay una versión de 1997 por parte de Amistades Peligrosas. Solo es un apunte anecdótico).

Khaled
Aisha

LYRICS

Comme si je n’existais pas,
elle est passée à côté de moi;
sans un regard, reine de Saba.
J’ai dit : «Aïcha, prends, tout est pour toi»

Voici les perles, les bijoux,
aussi l’or autour de ton cou ;
les fruits bien mûrs au goût de miel,
ma vie, Aïcha, si tu m’aimes.
https://lyricstranslate.com/es/Cheb-Khaled-Aicha-lyrics.html

J’irai à ton souffle nous mène
Dans les pays d’ivoire et d’ébène
J’effacerai tes larmes, tes peines
Rien n’est trop beau pour une si belle

Oh! Aisha, Aisha, écoute-moi
Aisha, Aisha, t’en vas pas
Aisha, Aisha, regarde-moi
Aisha, Aisha, réponds-moi

Je dirai les mots des poèmes
Je jouerai les musiques du ciel
Je prendrai les rayons du soleil
Pour eclairer tes yeux de reine

Oh! Aisha, Aisha, écoute-moi
Aisha, Aisha, t’en vas pas

Elle a dit, garde tes trésors
Moi, je vaux mieux que tout ca
Des barreaux forts, des barreaux meme en or
Je veux les memes droits que toi
Et du respect pour chaque jour
Moi je ne veux que de l’amour

Ah! Comme si je n’existais pas
Elle est passée a côté de moi
Sans un regard, Reine de Sabbat
J’ai dit, Aisha, prends, tout est pour toi

Nbrik Aisha ou nmout allik (Je te veux Aisha et je meurs pour toi)
‘Hhadi kisat hayaty oua habbi (Ceci est l’histoire de ma vie et de mon amour)
Inti omri oua inti hayati (Tu es ma respiration et ma vie)
Tmanit niich maake ghir inti (J’ai envie de vivre avec toi et rien qu’avec toi)

Khaled
Aisha

LETRA en español

Como si yo no existiera
ella pasa a mi lado
sin una mirada, reina de Saba
Le dije, Aisha, toma, todo esto es para ti

Aquí­ tienes perlas, joyas,
también oro alrededor de tu cuello
frutas bien maduras con sabor a miel
mi vida, Aisha, si tu me amas

Iré adonde tu respiración me lleve
al paí­s del ébano y el marfil
Borrarí­a tus lágrimas, tus penas,
porque nada es suficiente para alguien tan hermoso

Oh! Aisha, Aisha, escúchame
Aisha, Aisha, no te marches
Aisha, Aisha, mí­rame
Aisha, Aisha, respóndeme

Yo diré palabras de poesí­a
tocaré las músicas del cielo
cogeré los rayos del sol
para encender tus ojos de reina

Oh! Aisha, Aisha, escúchame
Aisha, Aisha, no te marches

Ella me dijo: «Guarda tus tesoros,
merezco algo mejor
que una jaula aunque sea de oro.
Quiero los mismos derechos que tú
Y que cada día me respetes
Yo no quiero nada más que amor».

Ah! como si yo no existiera
ella pasa a mi lado,
sin una mirada, reina de Saba
Le dije, Aisha toma, todo esto es para ti

Nbrik aisha ou nmout allik (te quiero Aisha y muero por ti)
‘Hhadi kisat hayaty oua habbi (esta es la historia de mi vida y de mi amor)
Inti omri oua inti hayati (tu eres mi respiración y mi vida)
Tmanit niich maake ghir inti (anhelo vivir contigo y nada más que contigo).

6 Comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies