La guerra más corta de la historia

La guerra más corta de la historia fue la que enfrentó al Imperio Británico contra el gobierno de la isla de Zanzí­bar, en África, el 27 de agosto de 1896.

Aquella guerra, más bien una batalla, duró tan sólo 45 minutos, el tiempo que tardaron los ingleses en desplegar tres cruceros, dos naví­os de guerra, 150 soldados de infanterí­a marina y 900 soldados autóctonos para solucionar el conflicto.

La Guerra Anglo-Zanzibariana tuvo en su origen un problema sucesorio.

Tras la muerte del sultán pro-británico Hamad bin Thuwaini, los ingleses quisieron colocar a otro candidato favorable a sus intereses, Hamud bin Muhammed, pero el que tomó el poder con un golpe de estado fue Khalid bin Bargash, primo de Thuwaini.

Los británicos respondieron a la afrenta lanzando un ultimátum a Khalid para que abandonara el palacio ocupado, pero éste hizo caso omiso y se atrincheró en el interior del mismo rodeado de su guardia real.

Expirado el plazo marcado, tuvieron lugar las hostilidades -bombardeo palaciego incluido-. 45 minutos fueron suficientes para dar por terminada la guerra más corta de la historia. ¿El balance? 500 muertos en las filas del sultán insurrecto y un marinero británico herido.

Fuente: Guerra anglo-zanzibariana

Un Comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies