La Mode: En cualquier fiesta

Hoy, otra vieja canción de los 80 medio olvidada en el camino. Pero la mia mente stravagante en una cabriola extraña la encontró sola y desvalida hará unos dí­as. Me compadecí de ella porque en todos estos años no la vi figurar en ningún recopilatorio del Pop español y yo la considero una pequeña obra maestra. Hablemos de La Mode.

Fernando Márquez el Zurdo, brillante compositor, cantante y escritor, crea en 1977 Kaka de Luxe (tanto el fanzine como el grupo punk) junto a Carlos Berlanga, Alaska, Nacho Canut, Manolo Campoamor, Pablo Martí­nez y Enrique Sierra.

Con esos nombres tenemos a una banda única, y no por su legado musical (exceptuando a Enrique, el resto no sabia tocar la guitarra) sino por por lo que supuso la reunión de personalidades fundamentales en el establecimiento de las bases del Pop art y del Punk español.

Poco después Enrique Sierra pasarí­a a formar parte de Radio Futura, Fernando fundarí­a Paraí­so y el resto Alaska y Pegamoides.

La Mode. De izquierda a derecha: Antonio Zancajo, Mario Gil y Fernando Márquez

Paraí­so, que actuaron previamente bajo diversos nombres («Rudi Soplapollas y los Obtusos». uno de ellos), es otro grupo de los que crean escuela pese a su corta trayectoria (1979-1980), gracias a un Pop ecléctico y letras diferentes. Para ti se convirtió en un himno representativo de la Movida madrileña.

Tras la disolución de Paraí­so, el Zurdo forma junto con Antonio Zancajo (guitarra) y Mario Gil (teclados), La Mode, un trí­o vanguardista de ascendencia neorromántica en los felices días posteriores al intento golpista de Tejero, cuando las propuestas culturales novedosas tenían tratamiento prioritario en los medios.

Los textos del Zurdo -sorprendente lo que salí­a de la inspiración de este tí­o- arropadas por un elegante fondo musical a cargo de Zancajo y Gil, quien aportó excelentes percusiones electrónicas, sirvieron para levantar uno de los más exquisitos repertorios del Pop español, con narraciones urbanas concisas:

«El eterno femenino» (1982)

Cita en Hawaii una evocación cinematográfica, Mi dulce geisha ejemplo de pop ingenuo con tintes orientales, Enfermera de noche y por supuesto El eterno femenino, lírica y brillante producción donde el zurdo practica un deje galante a lo Brian Ferry. El tema se escuchó bastante en las emisoras comerciales y es una de las composiciones notables en la historia del Pop español.

Un tema curioso, otro de sus clásicos, es Aquella canción de Roxy que narra la iniciación erótica de un adolescente.

En el año 1983 La Mode están de gira continua pero las secuelas de una lesión pulmonar impiden que el Zurdo pueda seguir actuando en directo. Un año después aparece el album 1984, dentro del que destaca En cualquier fiesta, un arrebatador canto pop con el que Márquez se despedí­a emotivamente de sus fans.

Lejos del Paraí­so (1985) y La evolución de las costumbres (1986) ya tendrí­an como cantante a Daniel Ballester. Después de eso, La Mode dejaba de existir.

El teclista Mario Gil emprenderí­a carrera como músico de sesión, productor y arreglista (Un Pingüino en mi Ascensor), sintoní­as publicitarias y musicales para televisión: El Precio Justo y El Informal, donde recordareis lo divertido que resultaba verlo.

Por su parte Antonio Zancajo se dedicó a tareas de realización en Televisión Española y Fernando Márquez formarí­a posteriormente un nuevo grupo, Proyecto Browning, un álbum en solitario en 1995 y continuó con su trayectoria literaria. En 2002 reapareció registrando dos nuevos trabajos discográficos.

Portada del sencillo «En cualquier fiesta»

El perfil del Zurdo es el de un artista intelectual cuyos textos estaban plagados de referencias estéticas y literarias. Introspectivo, cultivaba a los artistas malditos. Lo acusaron de pedantería aunque a lo mejor lo suyo sólo era inteligencia mordaz en un tiempo donde se presumí­a mucho de frivolidad y casticismo.

Uno de los principales méritos de la movida madrileña fue la creación de una estética y una simbología. Es en ese contexto, en ese momento único, donde encaja a la perfección la música de La Mode.

En cualquier fiesta dibuja una ambientación decadente con sabor a despedida, en pocas y precisas palabras. Su elegante sencillez refleja el ocaso, el desamor, la amargura ante el paso del tiempo, la pérdida de aquellas cosas que quedaron a nuestra espalda.

Aún así­ el mensaje latente es el de un «tal vez nos volvamos a ver», esperanza incierta (como saben todos los que saben) pero esperanza al fin y al cabo.

La Mode
En cualquier fiesta

LETRA
Cuando todo se acabe
y nadie nos recuerde
seguro que nos vemos en cualquier fiesta.

Cuando el tiempo se pierda
sin que nadie lo gaste
seguro que nos vemos en cualquier fiesta.

Yo me acercaré a tu mesa,
te preguntaré si bailas
y daremos vueltas por la pista vací­a.
Tu me mirarás sonriendo
con una expresión cansada,
será en cualquier fiesta, una noche cualquiera.

Cuando toquemos fondo
sin oportunidades,
seguro que nos vemos en cualquier fiesta.

Cuando nuestra riqueza
sea sólo la memoria,
seguro que nos vemos en cualquier fiesta.

Yo me acercaré a tu mesa,
te preguntaré si bailas
y daremos vueltas por la pista vací­a.
Tu me mirarás sonriendo
con una expresión cansada
Será en cualquier fiesta una noche cualquiera.

En cualquier fiesta,
en cualquier fiesta,
en cualquier fiesta.

3 Comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies