La nueva Gran Muralla China

En la República Popular China, con la excepción de Hong Kong y Macao, no existe el acceso libre a Internet; las autoridades bloquean el acceso a los sitios web «indeseados».

Para controlar las conexiones el Ministerio de Seguridad Pública creó un enorme sistema de filtros que fuera de China se conoce como The Great Firewall, en un juego de palabras entre la Muralla China («Great Wall of China») y el cortafuegos («Firewall») que a través de hardware o software filtra las páginas.

Las autoridades bloquean, entre otras, páginas web de organizaciones extranjeras de derechos humanos como Amnistí­a Internacional, grupos tibetanos en el exilio, la emisora estadounidense Radio Free Asia o la versión china de la Deutsche Welle.

«Todos los proveedores de conexiones a Internet están obligados a cooperar con el gobierno en China», declara René Wienholtz, director tecnológico de la empresa hosting Strato AG de Berlí­n. Esto permite a los censores filtrar el tráfico de datos antes de que el usuario acceda a ellos.

Cuando se escribe una dirección web como amnesty.org en el navegador, el nombre es traducido en una combinación numérica comprensible para el ordenador, la dirección IP. Este trabajo es hecho por los Domain Name Server (DNS) administrados por los proveedores de Internet, que con los filtros pueden evitar que los bancos de datos suministren las direcciones IP de páginas crí­ticas con el régimen.

Al mismo tiempo bloquean el acceso directo, de manera que los usuarios tampoco pueden entrar tecleando la complicada combinación numérica (en el caso de Amnistí­a 78.136.0.19).

Ambos métodos, los filtros DNS y el bloqueo de direcciones IP, son de aplicación relativamente sencilla.

La censura de Internet en China afecta especialmente a los buscadores. Al igual que el buscador local Baidu, otros portales extranjeros excluyen de sus resultados de búsqueda direcciones crí­ticas con el régimen. Incluso el gigante Google se somete a esta polí­tica.

Un Comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies