Sting: I Hung My Head

Cada cierto tiempo Estados Unidos reproduce un episodio cíclico: una matanza indiscriminada de gente común por parte de un individuo armado que salió a la calle decidido a la masacre.

Ocurre en diversos espacios públicos de cualquier punto de la geografía y de nuevo la sociedad norteamericana pone de relieve la división entre quienes, consternados, se preguntan el por qué de un acto así y quienes siguen manteniendo que la mejor respuesta ante la acción de un loco pasa por armar a más personas “decentes”.

El derecho del pueblo norteamericano a poseer y portar armas difícilmente será coartado porque la segunda enmienda de la Constitución no parece negociable. Décadas de debate no han conseguido cambiar las cosas.

El ciudadano estadounidense desconfía del Estado, considera que ha de ser él mismo quien debe asumir la responsabilidad de proteger a su familia y su propiedad. Un rifle o un revólver no solo asegura la autodefensa ante amenazas criminales, simboliza además como ninguna otra cosa lo hace el individualismo y la preservación de la libertad.

Un hombre armado sin nada más que hacer

Las armas irradian un atrayente peligro. Cuanto más fácil sea disponer de un arma, mayor el riesgo de disparar hacia una silueta que se mueve.

A propósito de la tenencia y uso de las armas quiero enlazar hoy con una canción muy significativa al respecto, I Hung My Head, que Gordon Mathew Summer, más conocido como Sting, publicó en 1996 con el album Mercury Falling.

El ex cantante de Police manifestó en más de una ocasión un interés personal desde su infancia por la música country y el Western y esta composición obedece inicialmente a ello. Pero va mucho más allá, al abordar temas más profundos y filosóficos acerca de la vida y la muerte, la justicia y la redención.

Esta canción no la descubrí a través de Sting, sino en voz del gran Johnny Cash quien realizó una versión en 2002, un año antes de su muerte. Fue en American IV: The Man Comes Around, último trabajo lanzado en vida y compuesto en su mayoría de covers que interpreta con su propio e inconfundible estilo.

A los viejos críticos no les gustó mucho que el hombre de negro optara por un disco de versiones de artistas tan dispares como Depeche Mode (Personal Jesus), Sting (I Hung My Head) o Paul Simon (Bridge Over Troubled Water). Sin embargo, y a pesar de su deteriorada salud, Johnny Cash nos legó una última lección. Basta escuchar Hurt, original de Nine Inch Nails, tan escalofriante que conmovió hasta al propio autor y líder de la banda.

Pero veamos qué narra la trágica historia escrita en su día por Sting.

Un día sin nada que hacer, el joven protagonista de esta canción juguetea con el rifle de su hermano. Desde lo alto de una colina apunta con el arma cuando un jinete solitario cruza la llanura: «Le eché un vistazo para practicar mi puntería«. Con tan mala suerte que accidentalmente el rifle se le dispara matando al desconocido.

Aterrado, confuso y presa de la desesperación, huye y se deshace del arma, pero es capturado y frente al jurado reflexiona sobre cómo un trozo de metal puede tan fácilmente acabar con la vida de una persona. Ahora solo puede agachar la cabeza y desear la muerte él también.

I Hung My Head explora el remordimiento ante la responsabilidad por haber arrebatado una vida. El chico conserva plena consciencia de lo irremediable de su situación, le invade la culpa y solo desea morir. Así lo cuenta delante del juez.

Esta canción aborda básicamente de un par cosas:

1. De cómo un hecho fortuito desafortunado puede arruinar tu vida entera.

2. Del arrepentimiento, tan profundo como estéril, bajo la impotencia de no poder cambiar un hecho irreparable.

Arrepentido, masculla una especie de oración y finalmente, a la espera de ser ejecutado, como en un truco del cerebro, cree ver «que el jinete regresa, para que cabalguen juntos». Como si a pie de patíbulo esperase el fantasma del hombre muerto.

Disparas a un hombre y éste muere. Nada hay que celebrar.

Cuando el juez le pregunta qué es lo que pasó por su cabeza la respuesta es: sentí el poder de la muerte sobre la vida.

Sting escribió sin duda una gran canción, sombría a la vez que poderosa, capaz de transmitir imágenes visuales inmediatas como en un relato cinematográfico (ahí está esa imagen inquietante de un caballo sin jinete). Pero sin desmerecerlo -en voz de Sting la canción no transmite mucho-, I Hung My Head parece hecha a medida del hombre de negro. Johnny Cash la interpreta con una fuerte carga emocional hasta hacerla suya.

Y para culminar tenemos de regalo otra magnífica version a cargo de Bruce Springsteen en los Kennedy´s Center Honnors de 2014 con la presencia de Sting, quien fue uno de los artistas homenajeados. Escuchándola de boca del Boss creo que Sting debió de pensar: «Sí señor, así es como debe sonar».

Sting: I Hung My Head

LYRICS

Early one morning
With time to kill
I borrowed Jebb’s rifle
And sat on the hill
I saw a lone rider
Crossing the plain
I drew a bead on him
To practice my aim
My brother’s rifle
Went off in my hand
A shot rang out
Across the land
The horse, he kept running
The rider was dead

I hung my head, I hung my head

I set off running
To wake from the dream
My brother’s rifle
Went into the sheen
I kept on running
Into the south lands
That’s where they found me
My head and my hands
The sheriff, he asked me
«Why had I run?»
And then it came to me
Just what I had done
And all for no reason
Just one peace of lead

I hung my head, I hung my head

Here in the courthouse
The whole town was there
I see the judge
High up in his chair
«Explain to the courtroom
What went through your mind
And we’ll ask the jury
What verdict they find»
I felt the power
Of death over life
I orphaned his children
I widowed his wife
I begged their forgiveness
I wish I was dead

I hung my head, I hung my head

Early one morning
With time to kill
I see the gallows
Up on a hill
And out in the distance
A trick of the brain
I see a lone rider
Crossing the plain

And he’d come to fetch me
To see what they’d done
And we’d ride together
To kingdom come
I prayed for god’s mercy
For soon I’d be dead
I hung my head
I hung my head

I hung my head, I hung my head

Sting: I Hung My Head

LETRA en español

Una mañana temprano
para matar el tiempo
cogí prestado el rifle de Jeb
Y me senté en la colina
Vi a un jinete solitario
Cruzando la llanura
Le apunté
Para practicar mi puntería
El rifle de mi hermano
Se me disparó entre las manos
Y un disparo resonó
Por toda la tierra
El caballo siguió corriendo
El jinete yacía muerto

Bajé la cabeza, bajé la cabeza

Eché a correr
Para despertar del sueño
El rifle de mi hermano
Fue a parar al arroyo
Seguí corriendo
Hasta las marismas
Y allí fue donde me encontraron
Con la cabeza entre las manos
El Sheriff me preguntó
Por qué había huído
Entonces comprendí
Lo que había hecho
Y todo sin ninguna razón
Tan solo un pedazo de plomo

Bajé la cabeza, bajé la cabeza

Aquí en el juzgado
Está todo el pueblo
Veo al Juez
En lo alto de su silla
“Explique a la sala
qué es lo que pasó por su cabeza
Y preguntaremos al jurado
Cuál es su veredicto»

Dije: Yo sentí el poder
De la muerte sobre la vida
Dejé huérfanos a sus hijos
Viuda a su mujer
Suplico que me perdonen
Ahora desearía estar muerto»

Bajé la cabeza, bajé la cabeza

Una mañana temprano
Para matar el tiempo
Veo el patíbulo
Arriba en la colina
Y lejos en la distancia
Un truco del cerebro
Vi a un solitario jinete
Cruzando la llanura
Viene a buscarme
Para ver lo que han hecho
Cabalgaremos juntos
Hasta que se cumpla su voluntad
Rezo por el perdón de Dios
Porque muy pronto estaré muerto
Bajé la cabeza, bajé la cabeza

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Privacidad y cookies

Utilizamos cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mismas Enlace a polí­tica de cookies y política de privacidad y aviso legal.

Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada


ACEPTAR
Aviso de cookies